sábado, 12 de diciembre de 2009

Discurso de Laura Freixas

Discurso leído por Laura Freixas en la Primera Asamblea General anual de CLÁSICAS Y MODERNAS (Asociación para la igualdad de género en la cultura), celebrada en La Casa Encendida de Madrid, el 28 de noviembre de 2009

*

Queridas amigas:

El pasado mes de octubre se concedieron los dos premios de novela más importantes de nuestro país: el Planeta y el Nacional de Narrativa. El Planeta lo ganó una mujer, Ángeles Caso, y el Nacional de Narrativa, un hombre, Kirmen Uribe. El dato me parece significativo de lo que está ocurriendo con las mujeres en el mundo de la cultura. Como sabéis, el Planeta es el más importante de los premios de novela que otorgan las editoriales; y el Nacional de Narrativa es el principal de otorgados por la Administración. Tenemos pues dos grupos: los premios comerciales y los institucionales. Vamos a ver qué pasa con cada uno de ellos.

En los últimos diez años, algunos premios literarios comerciales: el Planeta, el Biblioteca Breve, el Alfaguara… se han repartido más o menos por igual entre hombres y mujeres (no todos: en el Nadal la proporción es 8/2, en el Herralde todos los ganadores han sido varones).

Pero ¿qué ocurre con los premios institucionales: el Cervantes, el Nacional de las Letras, los premios Nacionales de Narrativa, de Ensayo, de Poesía…? Todos han recaído en hombres. Y esta es la tendencia general, tanto en literatura como en otras artes. Ninguna mujer ha recibido el Premio Nacional de Música ni figura en la Academia de Bellas Artes de San Fernando.

De los 33 escritores premiados con el premio literario más importante en todos los países de habla española, el Cervantes, sólo dos han sido mujeres (María Zambrano en 1988 y Dulce Loynaz en 1992) (6 %). De los 25 ganadores del Nacional de las Letras, sólo 3 (12 %). En el Premio N. de Narrativa, al que me refería más arriba, de 31 premiados, solo dos han sido mujeres (CMG 1978, C. Riera 1995). De los 31 que han recibido el Nacional de Poesía, han sido mujeres 3 (menos de 10 %). El caso más llamativo es el Nacional de Ensayo: en sus más de 30 años de existencia, sólo lo ha ganado una mujer, Celia Amorós, en 2006 (3%).

Menos del 30 % de los museos españoles tiene directora femenina; de las 94 exposiciones individuales organizadas por los tres principales museos de arte contemporáneo (MNCARS, MACBA e IVAM) entre 2005 y 2007, sólo 15 estuvieron dedicadas a artistas mujeres; fueron mujeres sólo un 20 % de los galardonados con el Premio Nacional de Fotografía, 13 % en el de Bellas Artes, 7 % en el de Artes visuales de la Generalitat de Catalunya.

En suma, la proporción de mujeres entre los galardonados en nuestro país, desde la transición hasta ahora, con los premios que simbolizan el prestigio, el acceso al canon, es ínfima: entre un 3 y un 12 %.

En los primeros años después de la muerte de Franco, pudimos pensar que la democracia iba no sólo a declarar, como así lo hizo (art. 14 d ela Constitución), sino también a poner en práctica el principio de igualdad entre los sexos. En el ámbito que nos ocupa, el cultural, hubo signos esperanzadores: en 1978, la Real Academia admitió como socia, por primera vez en su historia, a una mujer, la escritora Carmen conde, y en el mismo año, Premio Nacional de Narrativa recayó también en una mujer, C. Martín Gaite. Pero ¿qué ha pasado desde entonces?

Ha pasado que lo que parecía un primer paso, no lo ha sido, no ha tenido continuidad, o apenas. 31 años después del ingreso de c. conde en la Real Academia, la proporción de mujeres entre los académicos no es, como cabía esperar, del 50 %, sino de menos del 10 % (3 entre 42 =7 %).

Ha pasado que algunas mujeres se han abierto paso en el ámbito comercial (caso del premio Planeta p. ej.) – pero por desgracia, esas mujeres a las que se promociona, a las que se pone en el escaparate para dar una apariencia de igualdad, son con frecuencia las que no cuestionan, sino que corroboran, los estereotipos sexistas.

Ha pasado que hemos visto cómo el ámbito institucional sigue cerrado para ellas, para nosotras. Y el ámbito institucional es importante no sólo por sí mismo –no sólo porque las mujeres del mundo de la cultura podemos aspirar, legítimamente, al prestigio, en vez o además del éxito-, sino sobre todo, para el futuro. Nuestras nietas y nietos no leerán en el colegio a los premios Planeta, sino a los premios Cervantes.

Ha pasado que una gran inercia histórica –el hábito de valorar, encumbrar a los hombres y olvidar a las mujeres- consigue, sin necesidad de que nadie se lo proponga deliberadamente, deshacer lo que hacemos, devolvernos una y otra vez a la invisibilidad, recrear constantemente, anulando nuestros esfuerzos, una representación del arte, el pensamiento, la cultura, en la que sólo figuran varones. Incluso las mujeres que obtienen cierto reconocimiento en vida, son inmediatamente olvidadas junto con sus obras, como una gran marea que una y otra vez borrase nuestras huellas.

Ha pasado que hemos perdido la fe en el progreso y ya no creemos que el tiempo, por sí solo, trabaje a favor de la igualdad. A favor de la igualdad tenemos que trabajar nosotras.

Tenemos que enfrentarnos a la inercia, a la incomprensión. Tenemos que enfrentarnos a los argumentos que se nos oponen: que “el talento no tiene sexo” y que “la calidad es lo único que debe contar”
.
Claro que el talento no tiene sexo, pero entonces la pregunta que hay que hacerse es ¿por qué la proporción de hombres y mujeres entre los que acceden a la creación y los que acceden al reconocimiento, no es de 50/50 sino de 85/15?

¿No será que además de talento, la creación necesita el apoyo de una industria? ¿No será que la difusión y el estatus de una obra depende del apoyo que reciba por parte de todo el entramado del poder cultural: Academias, críticos, festivales, Universidades, instituciones varias?... Creer que las personas que componen esas instituciones y esa industria son “objetivas”, sensibles sólo a la “calidad” –como si la calidad fuera una ciencia exacta-, insensibles a complicidades (por más inconscientes que sean) de sexo, raza, clase social, ideología política… sería imperdonablemente ingenuo… si no fuera una ingenuidad interesada.

Lo cierto es que muchos hablan de este tema sin mencionar –sabia precaución- una sola cifra, con la cual dan la impresión de que la igualdad ya existe y lo que ocurre es que algunas mujeres ventajistas quieren rentabilizar su presunta condición de víctimas. Un ejemplo: en 2006 Celia Amorós recibió el PN de Ensayo por su libro “La gran diferencia y sus pequeñas consecuencias para la lucha de las mujeres”. Era la primera –y la única hasta ahora- mujer que recibía ese premio en sus 30 años de existencia. Pero al comentar la noticia, El cultural del Mundo no hizo ninguna referencia a ese dato. Su comentario fue: “La ofensiva y pertinaz cuota, ahora en el Premio Nacional de Ensayo”.

En síntesis, y contrariamente a lo que suele creerse, el mundo de la cultura es, sigue siendo, uno de los ámbitos profesionales en los que hay menos mujeres en puestos de poder (poder simbólico incluido). Y no porque a ellas no les interese. Hace ya varias décadas que el número de estudiantes mujeres supera al de varones en humanidades y carreras artísticas: en el curso 1979-1980, por ejemplo, ellas representaban algo más del 60 % en las Facultades de Letras (Filosofía, Filología, Ciencias de la Educación, Geografía e Historia y Psicología); de quienes se licenciaron en Bellas Artes en nuestro país en el año 1990, el 54 % eran mujeres… Hay ya pues por lo menos una generación de potenciales artistas, críticos, intelectuales, gestores culturales…, compuesta por ambos sexos en proporción similar (o con superioridad numérica femenina). Esa generación tiene hoy entre 40 y 50 años: está en el momento álgido de su vida profesional. Pues bien: ¿dónde están las mujeres?...

¿Y por qué las mujeres no consiguen –o tan poco- acceder, primero, a la creación artística o intelectual, después, al reconocimiento de sus pares? ¿Se trata simplemente de un ejemplo más de la dificultad general de ellas en incorporarse al ámbito profesional, dadas sus obligaciones familiares y domésticas? Creemos que no; creemos que el problema no es tanto de las mujeres respecto a la cultura (sea cine, literatura, música, artes plásticas…), como de la cultura respecto a las mujeres. En parte porque su contenido mismo (la tradición literaria, cinematográfica, iconográfica…) nos presenta a las mujeres no como sujetos, protagonistas de su propia historia, sino como objetos de la fantasía masculina; es difícil cambiar esa percepción y empezar a verlas, a vernos, como creadoras. En parte también, porque el establishment cultural está compuesto por varones en su aplastante mayoría. Y, claro, cuando se disfruta de una espléndida cuota del 70, 80 o 90 %, ¿quién no se aferra a ella, quién no busca argumentos para mantenerla?... Lo entendemos: es humano. Pero pedimos a nuestros compañeros que hagan un esfuerzo por entender la justicia de lo que reivindicamos: la mal llamada “discriminación positiva”, que no pretende discriminar a ningún grupo, darle una injustificada ventaja sobre otros, sino restablecer la igualdad de oportunidades. En definitiva, un mecanismo consciente para corregir la discriminación “negativa”, inconsciente pero a juzgar por los resultados, eficacísima.

Esas medidas que pedimos, la ley ya nos las concede. (22 de marzo de 2007: Ley de Igualdad, que desarrolla el principio de igualdad recogido en el artículo 14 de la Constitución. La Ley de Igualdad tiene un artículo, el 26, consagrado específicamente al mundo de la cultura.) Es un instrumento enormemente valioso para nosotras. Pero la práctica nos está demostrando que aunque nadie discuta los principios, su aplicación práctica es harina de otro costal. Muchas instituciones que deberían aplicarla simplemente no se han dado por enteradas. En otras, los intentos de aplicarla tropiezan con todo tipo de dificultades, resistencias, inercias, intereses creados… Se atribuye al conde de Romanones la cínica observación que no le importaba quién hiciera le ley, si le dejaban a él hacer el reglamento. Nuestras amigas de CIMA saben muy bien, me temo, de qué estoy hablando.

El motivo, pues, por el que algunas mujeres de distintos ámbitos de la cultura decidimos, en abril de este año, fundar una asociación, es que estamos preocupadas por este estado de cosas.

Preocupadas por la escasez de mujeres en el mundo de la cultura, especialmente en sus niveles más altos. Preocupadas por la falta de avance. Preocupadas, también, por la ignorancia generalizada de este estado de cosas, por el espejismo, obviamente falso, pero tan extendido, según el cual la igualdad no sólo se ha conseguido sino que se estaría superando a favor de las mujeres. Preocupadas por la hostilidad de muchos medios, de muchos intelectuales, de muchos de nuestros propios colegas.

Preocupadas, pero también decididas. Decididas a no callarnos, a no tirar la toalla, a no tomar por fracaso personal lo que es un problema colectivo. Decididas a reflexionar, a debatir entre nosotras y con ellos, a actuar. A transformar la sociedad. Porque aunque muchos parecen haberlo olvidado, aunque no está de moda creer en ello, nosotras sabemos que la acción colectiva sí consigue cambiar las cosas. Que nos lo digan a las mujeres, que si hoy estamos aquí, si podemos votar, trabajar, estudiar, viajar, sin permiso de nadie, es gracias a los esfuerzos, a la militancia, de muchas mujeres que nos han precedido. Por eso creemos que vale la pena actuar. Lo consideramos, además, nuestro deber para con nuestras hijas e hijos, a los que queremos legarles un mundo más justo.

Existen ya, y han hecho y están haciendo un estupendo trabajo, asociaciones de mujeres de ámbitos concretos de la cultura: periodistas, músicas, cineastas, artistas plásticas… Pero quienes fundamos Clásicas y modernas creímos conveniente que existiera una asociación no sectorial, sino transversal. En la junta directiva que os proponemos hay representantes de distintas formas de vinculación a la cultura: las artes escénicas, la música, el humor gráfico, la edición, la creación literaria (ensayo y narrativa), la enseñanza universitaria…

Porque creemos que son necesarias ciertas actuaciones globales: una reflexión teórica sobre el tema que nos ocupa; una investigación de amplio espectro sobre mujeres y hombres en la cultura española actual. Una acción unitaria dirigida a la Administración. Una acción también global de cara a la opinión pública.

Hemos buscado un nombre, decidiéndonos por “Clásicas y modernas”: un homenaje a “las modernas de Madrid” de la época de la República y una reivindicación del derecho de las mujeres artistas e intelectuales del presente a ocupar su lugar entre los contemporáneos, y de las mujeres del pasado –tan a menudo olvidadas- a ocupar también su lugar entre los clásicos.

Nos hemos inscrito en el registro, hemos aprobado unos estatutos… Diana Raznovich ha diseñado un logo y abierto un blog, Ángela Martín y Margarita Borja se han ocupado de pedir una subvención al Instituto de la Mujer para que podamos empezar a funcionar, Berta Ojea y yo hemos empezado ya a reunirnos con otras asociaciones de mujeres (concretamente CIMA y MAV), con representantes del Ministerio de Igualdad y el Ministerio de Cultura, y con Fátima Arranz, de la Universidad Complutense, a quien hemos encargado un estudio de la situación de las mujeres en el mundo cultural de nuestro país.

Ahora queremos que a la Junta se incorporen como vocales Nora Levinton, psicoanalista, Marian López Cao, directora del Instituto de Investigaciones Feministas, Marisa Manchado, compositora, y Carlota Ojea, productora de artes escénicas, todas ellas mujeres valiosas, preparadas, comprometidas, que tienen mucho que aportar.

Hemos propuesto, a mujeres que respetamos por su obra y por su trayectoria feminista, mujeres con cuya participación querríamos contar –en forma de ideas, de experiencia, de trabajo-, que se hicieran socias. Porque lo que consigamos depende del esfuerzo y la colaboración de todas. En la pantalla podéis ver las comisiones de trabajo que hemos formado y a las que os invitamos desde ahora a uniros.

Y os hemos convocado hoy, esta mañana, a las que ya sois socias y a las que no lo sois (o todavía no) pero compartís nuestros fines, para que nos conozcamos. Para que intercambiemos y debatamos nuestras preocupaciones, nuestras propuestas, nuestros proyectos, que ahora os contará nuestra vicepresidenta, Berta Ojea. Con ella os dejo.

lunes, 30 de noviembre de 2009

Decepción de género por Nora Levinton Dolman

¿otra vez?¿CULPABLES OTRA VEZ?
¿una vez más tenemos que escuchar/leer que el aumento de la violencia de género está causado por las propias mujeres, culpables por “lanzarse al choque” (¿será esto lo que E.L entiende por poner límites, resistirse a ser humilladas, o apenas algunas veces conseguir salir vivas?).
Y como no podía faltar la guinda del pastel recordándonos que somos las madres, mujeres teníamos que ser, las que criamos y formamos a esos machos y los amamantamos con leche rica en mensajes machistas y les cantamos nanas que enseñan a moler a golpes a una mujer.
Por favor…no cabe mayor cinismo en un artículo tan breve.
Que alguien con su cultura, incurrra en semejante distorsión no parece ingenuo.
Pero es representativo del imaginario masculino que se pueda sentir por él representado.
Aclaro que estoy rodeada de hombres en toda clase de vínculos de parentesco y sociales a los que las frases de E.L les suenan a panfleto deleznable y que no suscribirían una sola de sus afirmaciones. Es más, que se sienten avergonzados de este tipo de reacción perversa que contribuye a seguir convirtiendo a las víctimas en culpables.
Porque lo que el texto de la valla expresa ( y estoy segura de que E.L lo entiende tanto como cualquiera de nosotras), es que habla de no ser menos (ni necesariamente más).De ser igual, a todos y cada uno de los hombres de sus vida, en sus más variadas tipos de intercambio.
¿por qué le es tan difícil comprender ese mensaje?
Si fuese más digerible el concepto de igualdad de géneros tal vez no hubiese que haber creado un Ministerio para gestionarlo.
¿Resentimiento de género el de Thelma y Louise ? Pues vaya exitazo el conseguido….suicidándose. O será eso lo imperdonable ¿por qué matarse ellas mismas y no dar el gusto a alguna otra escena de mujer violada, asesinada cruelmente, una conseguidas actuaciones de mujeres aterrorizadas corriendo por una casa, un parque, una calle con el asesino de turno pisándole los talones?
Me resulta difícil de tolerar la ignorancia respecto de un tema tan serio, pero para colmo no creo que se trate de falta de información.
¿se ha puesto a pensar seriamente E.L en lo que suscribe y en los riesgos que contiene?
¿No le parece decimonónico hacer referencia siquiera al nº de hombres que una mujer española actual pueda tener, haber tenido, tener próximamente, tener en el futuro, etc. Y todos los tiempos de verbos posibles? ¿¿¿¿¿¿¿¿A quien le interesa o qué tiene que ver con el contenido del mensaje que transmite???????????¿qué es lo discutible?
Reconozco mi desconocimiento del mundo de los videoclips.
Pero he escuchado a muchas jovencitas, no tanto, maduras, etc, sufrir por la terrible decepción de sentirse agredidas en sus diferentes formatos, por quienes decían (y en la mayoría de los casos lo sigue afirmando) amarlas.
Y sé que mientras las mujeres no se sientan en las mismas condiciones, de enamorarse y de des-enamorarse sin que en ello les vaya la vida, las asimetrías son insalvables.
Justamente la complejidad del tema es lo que exige ser serios, rigurosos, dar opiniones que colaboren a profundizar en un debate, no a tomar una postura sesgada y maniquea.
Hablar de “revanchismo de género” con esa liviandad me parece inaceptable.
Esperaba que E.L como tantos otros fuese un compañero de ruta.
La decepción de género también existe…

jueves, 26 de noviembre de 2009

El “otro” feminismo por Cristina Peri Rossi

Cuando oí a Javier Cámara decir: “De todas las mujeres que haya en mi vida ninguna será menos que yo” sentí malestar. ¿Qué era lo que no me gustaba de esta campaña contra la violencia machista? En primer lugar, la frase: el actor aseguraba que ninguna de las mujeres que hubiera en su vida sería menos que él. Pero ¿y las otras? Porque seguramente un hombre tiene algunas mujeres próximas, madre, hermanas, amantes, esposa. Pero y ¿las otras? ¿Las esporádicas? ¿Las desconocidas? Me hubiera parecido muchísimo más acertada la frase: “Ninguna mujer será nunca menos que yo”. Afirmación sencilla y contundente. A poco, salió Angie Cepeda afirmando “De todos los hombres que haya en mi vida ninguno será más que yo.” Este anuncio provocó una confusa y arrogante respuesta del profesor Enrique Lynch, titulada “Revanchismo de género” que a su vez fue respondida por algunas mujeres. Cito al profesor: “El anuncio parece jalear la guerra de sexos, como desde hace décadas hace el feminismo mal encarado, según la pauta de lo que Nietzsche llama “moral de la víctima”. De modo que el anuncio “jalea” la guerra de sexos, acabáramos. ¿Y cuál es el feminismo mal encarado? ¿Hay un feminismo bien encarado? ¿Por qué no hemos consultado al eminente profesor acerca de cuál es a su entender –y al de Nietzsche- el feminismo de buena cara, el complaciente? Porque son ellos, los eminentes filósofos, quienes han de determinar cómo debe de ser el feminismo bueno, dado que el pensamiento es masculino, y el sentimiento, femenino. Como cada cual lee lo que fantasea, Enrique Lynch no sólo encuentra que el anuncio es beligerante, sino que infiere que el anuncio de Angie Cepeda insinúa que los hombres son “menos”… porque no son “más”! El profesor desconoce que entre el más y el menos existe otra posibilidad: la igualdad. Nadie ignora que el cerebro y el cuerpo del hombre y de la mujer difieren, pero lo diferente es diferente, no es más ni es menos. Categoría que el profesor ignora. Lo más indignante del artículo (si se consigue superar su pésima redacción y sintaxis) es que atribuye al feminismo el aumento de la violencia machista. No, si lo mejor para no ser discriminado por negro es ser blanco, y lo mejor para no ser discriminada por mujer es ser hombre, eso no lo duda nadie. De modo que negros, homosexuales, colonizados, tercermundistas a callar, no sea que al rebelarse puedan provocar la reacción airada de los amos. No sólo el feminismo tiene la culpa de la violencia machista. También las madres. Enrique Lynch nos recuerda que esos hombres machistas han sido “gestados, amamantados, criados y formados por mujeres.” (Incluso él tuvo una madre.) Ahora bien, ¿los machistas son gestados sólo por las mujeres? ¿No llevan los caracteres genéticos del macho? ¿No significa nada en la educación de un machista la presencia, la imagen y la autoridad paterna? ¿En la crianza de un machista el padre no ha intervenido jamás? ¿No lo ha llevado al prostíbulo? ¿No ha insultado a su mujer en presencia del niño? A Enrique Lynch le gusta “otro feminismo”. Lástima que no consultáramos a él para hacer uno a la medida de los machos, que no los inquiete.

viernes, 2 de octubre de 2009

Discriminación positiva. Algunos elementos de reflexión:

1. Artículo de Gemma Lienas
2. Artículo de Laura Freixas
3. Las alegaciones de CIMA a la ley del cine

1. Artículo de Gemma Lienas, publicado en El País, el 28-9-09
¿Discriminación positiva? No, gracias
GEMMA LIENAS
Recientemente se ha hecho público que la nueva Ley del Cine incluirá medidas que fomentarán la igualdad entre hombres y mujeres. Tal como se ha planteado en los medios de comunicación, el anuncio ha desencadenado un huracán de protestas, lo que debería llevar a periódicos, radios y televisiones a revisar su forma de enfocar determinadas noticias. En este caso concreto, se echa en falta, en primer lugar, una mención explícita a las desigualdades que, en función del sexo, lastran nuestro cine. Y en segundo lugar, se hubiera necesitado una redacción más precisa y menos tendenciosa.
El mejor resumen de lo que acabo de decir me lo brinda un periodista, que entrevista a un actor y le pregunta: “¿Qué piensa de la discriminación positiva que establecerá la Ley de Cine?”. Como el actor no sabe en qué consiste, se lo explica: “Que las películas dirigidas por mujeres recibirán más subvenciones.”
La guerra está servida.
Según el estudio “Mujeres y hombres en el cine español”, encargado por la Asociación de Mujeres Cineastas y de Medios Audiovisuales (CIMA), los sexos se reparten de este modo, según categorías profesionales: en dirección un 10% mujeres y un 90% varones; en guión un 20% mujeres y un 80% hombres; en dirección artística 30% y 70%; en equipo especialista en maquillaje, peluquería y vestuario: 85% y 15 %. Porcentajes que son similares a los del mundo de la empresa: mayoritariamente, ellas son secretarias y ellos, directores.
El argumento que se utiliza para justificar semejante desequilibrio es el de una masa crítica insuficiente, es decir, pocas mujeres preparadas. Aunque dicha tesis no es creíble porque con ella ya se pretendía hacer callar a las mujeres en los años 80. Y en 30 años el número de mujeres preparadas ha aumentado exponencialmente.
Todavía hay más: el punto de vista de la mayoría de películas es androcéntrico, es decir, ni se cuenta la historia desde la mirada de una mujer ni para la mujer espectadora. Por ejemplo, jamás una mujer consideraría la película de Almodóvar Hable con ella como una historia de amor sino como lo que realmente es: una violación.
Tampoco los personajes se libran de las desigualdades. Sólo hay historias para mujeres jóvenes; las de más de 40 se ven obligadas a retirarse. Aunque siempre les queda el recurso de reinventarse el físico hasta el infinito, como hicieron con el de Marlene Dietrich, a quien le arrancaron todas las muelas para que tuviera un rostro más interesante.
Y por último, el tipo de argumentos, también con un sesgo masculino. Por ponerlo en palabras de un internauta: “si a partir de ahora las subvenciones se las llevan las mujeres, dejaremos de ver películas de acción y nos inundarán con películas tipo Isabel Coixet”.
Esos desequilibrios se perciben en todos los ámbitos. En el mundo académico: 72 universidades públicas y privadas españolas y sólo cuatro mujeres rectoras; en política: el 10% de los municipios españoles tienen una alcaldesa; en las letras: mujeres que han recibido el premio Cervantes, ninguna; en los Consejos de Administración de las empresas del Ibex, sólo un 6% de mujeres.
Podríamos examinar otros sectores profesionales y siempre constataríamos que los varones llevan siglos aplicándose la discriminación positiva, así que, al margen de su capacidad o medianía profesional, se han reservado los puestos más relevantes, han obtenido la mayoría de premios (por ejemplo, en literatura; pero esto se lo contaré próximamente) y, lo que es peor, han determinado los criterios por los que un producto cultural es excelente o no lo es.
Por todo ello, estoy en contra de la discriminación positiva. Otra cosa es que, para resolver estas desigualdades seculares y reequilibrar la balanza, sean precisas acciones positivas como la que propone la nueva Ley del Cine, acciones refrendadas por las políticas de trabajo que impulsa la Unión Europea.
Son mecanismos correctores que pretenden que una mujer capacitada y competente, a pesar de ser mujer, pueda alcanzar el mismo nivel que un varón.

2. Artículo de Laura Freixas publicado en La Vanguardia el 1-9-09
Discriminación positiva
Laura Freixas - 01/10/2009
Algunos columnistas arremeten estos días contra un proyecto de orden ministerial que en igualdad de condiciones, subvencionaría las películas dirigidas por mujeres con preferencia a las de hombres. Quienes se oponen argumentan que el talento no tiene sexo, que todo creador es andrógino y que la discriminación positiva hará que suceda en cine lo que ya ocurre en literatura: que habrá obras de mujeres “a porrillo”.
¿“A porrillo”?... Abramos un periódico. Encuentro de escritores en Formentor: unos cuarenta hombres, menos de diez mujeres. ¿Qué ha sido de las muchísimas escritoras que infestaban nuestra literatura? ¿Será que existen, pero la Fundación Santillana y el Govern balear –organizadores del evento–, en un ataque de ceguera selectiva, no las ven? ¿Será que son todas malas? ¿A juicio de quién? ¿O que no son conocidas? ¿Y cómo van a serlo, si no se las invita y no salen, por tanto, en los periódicos?
Encendamos la televisión. Las noches blancas, programa de libros de Sánchez Dragó: cuatro escritores y una escritora. ¿Y quiénes son? Ellos: unos sesenta años; hablan de literatura. Ella: mucho más joven, espectacularmente guapa, y habla de... sexo (su último libro se titula Sexoadictas). La cosa transcurre en Pekín, de cuya Feria del Libro España es el país invitado. Con tan fausto motivo, el Instituto Cervantes ha escogido para representarnos a numerosos novelistas varones y a unas pocas mujeres: la escritora citada y dos o tres de literatura infantil. Se ve que todo creador es andrógino, pero si lo que crea coincide casualmente con lo que se espera de él o ella según el sexo al que pertenezca (hombres: literatura a secas; mujeres: sexo y niños), tiene más posibilidades de que le inviten a Pekín. De todas las películas rodadas en España del 2000 al 2006, el 93% fueron dirigidas por varones. El talento, por supuesto, no tiene sexo. Lo malo es que para hacer una película, además de talento, hace falta presupuesto, igual que para hacer carrera literaria hace falta visibilidad. Y el talento, repitámoslo por enésima vez, no tiene sexo..., pero quienes subvencionan películas y organizan eventos parece que sí.
Que se den cuenta e intenten de un modo u otro corregirlo tal vez no esté de más, ¿no les parece?



3. ALEGACIONES DE CIMA AL PROYECTO DE ORDEN MINISTERIAL POR LA QUE SE DICTAN NORMAS DE APLICACIÓN DEL RD 2062/2008, DE 12 DE DICIEMBRE, POR EL QUE SE DESARROLLA LA LEY 55 /2007, DE 28 DE DICIEMBRE DEL CINE.



ÍNDICE

CONSIDERACIONES PREVIAS………………………………………………pag. 2
ALEGACIONES…………………………………………………………………pag. 4
1. Incumplimiento artículo 1.1, 9.2 y 14 de la Constitución española.
2. Incumplimiento Ley Orgánica 3/2007de Igualdad Efectiva entre mujeres y hombres.
3. Incumplimiento Ley Orgánica 1/2004 de Medidas Integrales contra la violencia de género.
4. Incumplimiento Ley 55/2007 del Cine
5. Incumplimiento del RD 2062/2008 que desarrolla la Ley del Cine.

CONCLUSIONES………………………………………………………………..pag.12
PROPUESTAS DE ENMIENDA………………………………………………..pag.14

CONSIDERACIONES PREVIAS


La Orden Ministerial todavía en fase de proyecto, que concreta las ayudas previstas en la Ley 55/2007 del Cine, de 28 de diciembre, desarrollada a través del RD 2062/2008, de 12 de diciembre, deja sin ninguna trascendencia práctica lo previsto en estas dos normas como desarrollo de la Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo, de igualdad efectiva entre mujeres y hombres (LOIMH), con respecto a la creación artística e intelectual. Si tenemos en cuenta que en el periodo 2000-2006 sólo un 7,3 % de las películas producidas en nuestro país fueron dirigidas por mujeres, las productoras representan sólo un 17 % y sólo alrededor del 15 % de los guiones son de autoría femenina, defendemos que estamos ante una normativa, posterior a la Ley de Igualdad, que supone una discriminación indirecta para las mujeres.
La Ley del Cine y su Reglamento, recogen el mandato de la Ley de Igualdad, por lo que el último escalón de desarrollo que supone la Orden Ministerial, debe articular y hacer aplicable en la práctica dicho contenido. La ausencia de acciones positivas para la igualdad de género en la propuesta de orden, no sólo es llamativa por su incumplimiento de la Ley del Cine y la Ley de Igualdad, sino también porque las mencionadas normas sí establecen otras medidas de acción positiva en cuanto a la lengua (Artículo 56 del Proyecto de Orden), a la discapacidad visual o auditiva (Artículo 78 del Proyecto de Orden) y al territorio (Artículo 41 y 54 del Proyecto de Orden). Todos estos factores, basados en la justificación jurídica de la igualdad material o tratamiento diferenciado compensador de desigualdades, son contemplados de forma muy concreta, asignándoles puntuación determinada en los criterios establecidos para la concesión de ayudas. ¿Por qué la igualdad de género, recogida como factor a valorar por la Ley del Cine y derecho fundamental, no ha sido articulada para su aplicación práctica por el Proyecto de Orden Ministerial?

La igualdad de género, como factor a tener en cuenta en la concesión de ayudas, es contemplada por La ley 55/2007, de 28 de diciembre, del Cine, en su artículo 25 que establece que “se valorará que el proyecto aplique medidas de igualdad de género en las actividades creativas de guión y dirección”. Este artículo regula “las ayudas para la producción de largometrajes sobre proyecto”, y tiene como objeto no sólo a los largometrajes sino también a, los “proyectos de películas para televisión y series de animación”. Además, el artículo 19g) de la Ley del Cine recoge entre las funciones del ICAA establecer “medidas de fomento de la igualdad de género en el ámbito de creación cinematográfica y audiovisual”, dejando de forma clara, al desarrollo reglamentario la concreción de estas medidas.

Esta recepción por la Ley del Cine del artículo 26 de la Ley Orgánica de Igualdad, no puede ser ignorada por el Proyecto de Orden objeto de las presentes alegaciones. Si el Proyecto de Orden no desarrolla lo establecido en los artículos 25 y 19g) de la Ley del Cine, las medidas de fomento de igualdad de género quedarían, ya no defectuosamente aplicadas, sino sin posibilidad de aplicación en absoluto. La aprobación de la Orden tal y como hoy está redactada nos llevaría a una situación, en la que después de tantos esfuerzos y el reconocimiento jurídico y político de la necesidad de llevar a cabo políticas de igualdad en el sector audiovisual, no contaríamos, tres años después de la aprobación de la Ley de Igualdad, con ni una sola ayuda aplicable y evaluable que compense el grave desequilibro entre sexos que sufre el sector.

De este modo, todos los factores a tener en cuenta para la concesión de ayudas que recogía la Ley del Cine han sido concretados y puntuados, otros se han añadido —abusando jurídicamente de la potestad reglamentaria ya que no estaban previstos en la norma que desarrolla—, como es el factor “El destino de la película a su proyección mediante tecnología digital en 3 dimensiones (10 puntos)”, todos, excepto el “fomento de la igualdad de género”. Así, la mención que realiza la Ley del Cine en su artículo 25 a la igualdad de género como factor a valorar, pasa textualmente al Proyecto de Orden Ministerial, sin concretar y sin puntuar, lo que supone un escape reglamentario para no dar cumplimiento a la Ley del Cine y a la propia Ley de Igualdad, dejando a su vez sin cumplimiento el mencionado artículo 19g), dado que sin medidas concretas es imposible realizar este “fomento de la igualdad efectiva”.

Consideramos que este olvido no es gratuito y si tenemos en cuenta los datos sobre la escasa presencia de mujeres en el sector, constituye una discriminación indirecta por razón de sexo, que seguirá impidiendo que las mujeres accedan y se posicionen en este sector de gran impacto social.

ALEGACIONES:

PRIMERA: Incumplimiento de la Constitución Española

Consideramos se han incumplido los siguientes artículos:

- El artículo 1.1, 9.2 y 14 de la Constitución Española. Estos artículos constituyen el apoyo constitucional para llevar a cabo políticas en las que el principio de igualdad, reconocido como derecho subjetivo, vincule además a los poderes públicos en su actuación. De esta forma estaríamos ante un derecho que se configura más allá de la prohibición de discriminación, directa o indirecta, para posibilitar, como principio político, un nuevo pacto jurídico-político en el que mujeres y hombres no sólo sean destinatarios de las mismas normas en igualdad de condiciones, sino que estas normas atiendan por igual los intereses, necesidades y valores de ambos sexos. Sólo de esta forma las normas tendrán como ámbito subjetivo el individuo sin distinción por motivos de sexo, de lo contrario seguirán siendo normas que regulan y legitiman relaciones sociales dominadas por varones.

SEGUNDA: Incumplimiento de la Ley Orgánica 3/2007 de 22 de marzo, para la igualdad efectiva entre mujeres y hombres.

Consideramos se han incumplido los siguientes artículos:

- Artículos 4, 11, 14 y 15 que vinculan a los poderes públicos en sus actuaciones con el fomento de la igualdad efectiva entre hombres y mujeres, reconociendo y definiendo jurídicamente la discriminación indirecta y las acciones positivas.

- Artículo 20, que regula la adecuación de las estadísticas y estudios para visibilizar la posición de ambos sexos en los distintos ámbitos sociales. Los artículos 111 y siguientes del Proyecto de Orden que regulan el Registro Administrativo de Empresas Cinematográficas y Audiovisuales no contemplan la obligación de desagregar por sexos la información transmitida por las empresas del sector. Tampoco se prevé en ningún artículo la obligación por parte del ICAA y demás instituciones implicadas en la gestión audiovisual de recoger y actualizar de forma desagregada por sexo los principales datos manejados en el sector: anuarios cine y bases de datos del ICAA. Sólo esta desagregación permitiría la visibilización de la situación de las mujeres en el sector.

- Artículo 26. El tenor literal de este artículo, vincularía al ICAA como organismo responsable de llevar a cabo la gestión política del sector cinematográfico, a adoptar medidas concretas de promoción de la igualdad efectiva, entre ellas acciones positivas que fomenten la presencia equilibrada de mujeres en la oferta cinematográfica y compensen su minoritaria presencia en la creación, dirección, producción y demás puestos de jefatura técnica y con poder de decisión. Si sólo el 7,3 % de las películas dirigidas en España durante el periodo 2000-2006 estuvieron dirigidas por mujeres, la ausencia de cualquier medida de acción positiva discrimina indirectamente a las mujeres, con independencia de la intención del legislador.
Con la aprobación de este Proyecto de Orden Ministerial, estaríamos ante una medida legislativa aparentemente neutra pero que en su aplicación práctica supondría, teniendo en cuenta los datos probados empíricamente, un refuerzo de las barreras de entrada de las mujeres a la profesión, máxime si se tiene en cuenta la importancia de las ayudas públicas para su desarrollo. Este tipo de discriminación ya reconocida desde hace años por nuestra jurisprudencia se encuentra recogida de forma explícita en el artículo 6 de la Ley Orgánica de Igualdad Efectiva.

El Proyecto de Orden Ministerial contempla en su artículo 10 un total de catorce modalidades de ayudas. De ellas, sólo dos modalidades la d) y la e), —ayudas a la producción de largometrajes sobre proyecto y ayudas para la producción de películas para la televisión y series de animación sobre proyecto—, contemplan en sus criterios de valoración de forma declarativa la igualdad de género. El resto de ayudas ni siquiera menciona la igualdad de género. Por tanto, no se da cumplimiento a la función expresa reconocida al ICAA en el artículo 19g) de la Ley del Cine de tomar medidas al respecto y se incumple el deber de transversalidad del artículo 15 de la Ley de Igualdad. Así, si nos centramos en el Proyecto de Orden observamos que los artículos 41 y 53 que desarrollan el artículo 25 de la Ley del Cine, no puntúan de forma concreta el “fomento de igualdad de género” entre los factores que se valoran para la concesión de las ayudas, por tanto, no existe ninguna posibilidad de exigir que este factor sea tenido en cuenta, y de este modo cumplir con el artículo 26 de la LOIMH, y el propio artículo 25 de la Ley del Cine. Ambos quedan vacíos de contenido. Y, de hecho no será posible valorar las previstas “medidas de igualdad de género" si al máximo de 100 puntos ya se llega mediante la evaluación de otros conceptos.

Además, se produce el agravio comparativo de que la igualdad de género es el único factor que no se valora de forma objetiva después de ser recogido en la Ley del Cine, es decir, que se ningunea, que se obvia, que se deja a efectos decorativos en un articulado que no duda en valorar de forma concreta otros aspectos que no estaban contemplados en la Ley del cine como susceptibles de ayuda, este es el caso de: “El destino de la película a su proyección mediante tecnología digital en 3 dimensiones (10 puntos)”. Además, se da la circunstancia de que el factor que aparecía anexo a la igualdad de género: “La radicación de la empresa productora en las Islas Canarias, en su condición de región ultraperiférica” en la Ley de Cine, sí queda puntuado de forma concreta: 5 puntos.

Limitarse a introducir en el Proyecto de Orden Ministerial el siguiente párrafo: “Asimismo, se valorará que el proyecto aplique medidas de igualdad de género en las actividades creativas de dirección y guión, así como el cumplimiento por la empresa productora, en anteriores ocasiones, de las obligaciones derivadas de la obtención de ayudas”, supone la imposibilidad de aplicación práctica de la Ley de Igualdad y la Ley del Cine en relación a la igualdad de género. Además resulta inexplicable que las ayudas que mencionan la igualdad de género como factor a valorar, se limiten a dos modalidades, quedando éste excluido del resto de ayudas, lo que supone un incumplimiento del mencionado deber de transversalidad. Si la Orden Ministerial quiere dar cumplimiento a la Ley del Cine y desarrollar el artículo 25 y 19g) de la misma, debería incluir el factor de la igualdad de género con puntuación concreta en todas y cada una de las ayudas. En este sentido queremos subrayar la importancia de introducir medidas de acción positiva en el tejido de producción audiovisual. Hay que tener en cuenta que las mujeres sólo representan un 17 % en esta categoría profesional clave para la industria.

Por tanto, en el desarrollo del espíritu de la Ley del Cine, que en su preámbulo se compromete con el fomento de la igualdad de género y recoge el artículo 14 como base jurídica de su articulado, el Proyecto de Orden debería contemplar el factor del género en el resto de ayudas previamente previstas en la Ley del Cine: creación y desarrollo y proyectos culturales y de formación no reglada (Artículos 22 y 23), distribución, exhibición y promoción (Artículo 28 y siguientes), amortización de largometrajes (Artículo 26), producción de cortometrajes (Artículo 27), participación y organización de festivales (Artículos 31 y 32) y uso de nuevas tecnologías (Artículo 34)

- Artículo 28. Este artículo reconoce la necesidad de que los poderes públicos promuevan la incorporación cuantitativa y cualitativa de las mujeres a la sociedad de la información y a las nuevas tecnologías desarrolladas en la misma. La intersección de la industria cinematográfica y las nuevas tecnologías, como queda de manifiesto en el Proyecto de Orden que dedica una modalidad de ayuda a las obras audiovisuales que empleen nuevas tecnología (Artículos 102 y siguientes) hace necesario tener en cuenta que en este contexto la incorporación de las mujeres en equilibrio con los hombres es imprescindible para no abundar en la conocida como “brecha digital de género”.
Por otro lado, el Proyecto de Orden Ministerial otorga valor de factor puntuable a la hora de obtener ayudas a las obras destinadas “a ser proyectadas en 3 dimensiones”. Esta puntuación se produce en tres modalidades de ayudas y con puntuación concreta (artículos 28, 41 y 56 del Proyecto), lo que supone la llamativa e injustificable circunstancia de que el “fomento de las 3 dimensiones” se contempla de forma más transversal y efectiva que el fomento de la igualdad de género, sin puntación y sólo recogida en dos de las modalidades.

- Artículo 35. Señala que en las convocatorias de subvenciones para ámbitos con fuertes desigualdades, como es el supuesto del cinematográfico, sus bases pueden contemplar la valoración de criterios de fomento de la igualdad. Estos criterios a diferencia de lo que sucede en el ámbito cinematográfico deben ser concretados y puntuados, y no quedarse en un mero recordatorio teórico. Por tanto en ningún momento se está dando cumplimiento a este artículo por ninguna de las normas que llevan a cabo la política audiovisual. De entre las catorce ayudas previstas por el Proyecto de Orden Ministerial, sólo dos introducen el débil recordatorio de “se valorará el fomento de la igualdad de género” (Artículos 41 y 53 del Proyecto de Orden), lo que significa la imposibilidad de aplicación práctica de este criterio.

TERCERA: Incumplimiento de la Ley Orgánica 1 /2004, de 28 de diciembre, de Medidas Integrales contra la Violencia de Género.

Consideramos se han incumplido los siguientes artículos:

- Artículos 13 y 14, que comprometen a los medios de comunicación con la igualdad entre mujeres y hombres, encargando a las Administraciones Públicas velar por ellos.
La LOIVG concibe la violencia de género como aquella que se produce en el seno de unas estructuras sociales que subordinan a la mujer, y por ello considera necesario un tratamiento desde las causas de la misma. Desde este enfoque, los medios de comunicación, y entre ellos el cine y en general las producciones audiovisuales, necesariamente tienen que ser incluidos dentro de estas medidas integrales. Si excluimos a los medios de comunicación de la obligación de realizar políticas preventivas para erradicar la violencia de género contra las mujeres, estamos perdiendo una herramienta reconocida como fundamental por su capacidad de transmisión de valores, sobre todo en el público más joven. Así lo ha reconocido la Comisión Europea en su Comunicación de 14 de diciembre de 1999 sobre los principios y directrices de la política comunitaria en el sector audiovisual y también el Informe para la reforma de los medios de comunicación de titularidad del Estado, de febrero de 2005, elaborado en nuestro país: “..., lo que sí es evidente es el poder de este medio para infundir opiniones, valores, alucinaciones, ideas, fantasmagorías, en los cerebros de los espectadores. Este poder de las "visiones" del mundo, aunque siga siendo el lenguaje oral y escrito el que origina el verdadero progreso y distinción de los seres humanos, frente a otros animales, constituye un elemento esencial en la educación, adoctrinamiento, o manipulación de la mente." (Consejo para la reforma de los medios, 2005: 9)

CUARTA: Incumplimiento de la Ley 55/2007, de 28 de diciembre, del Cine.

Consideramos se han incumplido los siguientes artículos:

- El artículo 19 establece que el Instituto de Cinematografía y las Artes Audiovisuales “Establecerá medidas de fomento de igualdad de género en el ámbito de la creación cinematográfica y audiovisual.”
- El artículo 25 establece en su regulación de las ayudas para la producción de largometrajes sobre proyecto que “Se podrán establecer ayudas a productores independientes para proyectos que posean un especial valor cinematográfico, cultural o social, sean de carácter documental o experimental, o incorporen nuevos realizadores.” (Punto 1) “Asimismo, se podrán conceder ayudas a productores independientes para proyectos de películas para televisión y series de animación, siempre que la iniciativa de ellos pertenezca a productores independientes” (Punto 2). Para la concesión de éstas se tendrá en cuenta la calidad del proyecto, la adecuación del presupuesto, el plan de financiación y la solvencia de la empresa productora. Además, en párrafo aparte, señala “Asimismo, se valorará que el proyecto aplique medidas de igualdad de género en las actividades creativas de dirección y guión. Igualmente, se valorarán de manera específica los proyectos de productores independientes radicados en las Islas Canarias, en su condición de región ultraperiférica.”
A pesar de que la Ley del Cine en su Preámbulo señala el artículo 14 de la Constitución como una de sus bases jurídicas, ninguno de estos dos artículos ha sido desarrollado. Se produce así, un incumplimiento por falta de desarrollo reglamentario de la Ley del Cine en su recepción del mandato de transversalidad que realiza la Ley de Igualdad, ley que regula el contenido esencial de un Derecho Fundamental.
El artículo 19g) de la Ley del Cine ordenaría a través del desarrollo reglamentario objeto de las presentes alegaciones, establecer medidas concretas de fomento de la igualdad de género en cualquiera de los ámbitos que dicho desarrollo reglamentario contemplase: dirección, guión, producción y jefaturas técnicas de equipo.
Para ello deberían establecerse medidas de acción positiva en el artículo 22 del Proyecto de Orden (valoración de los proyectos para la obtención de ayudas a la elaboración de guiones), en el artículo 28 (valoración de los proyectos para la obtención de ayudas para el desarrollo de proyectos de películas cinematográficas de largometraje), en el articulo 35 (valoración ayudas para proyectos culturales y de formación no reglada), en el artículo 41 (valoración de ayudas para la producción de largometrajes sobre proyecto), en el artículo 53 (valoración de los proyectos para la concesión de ayudas para la producción de películas para televisión y series de animación sobre proyecto), en el artículo 56 (valoración de los proyectos para la concesión de ayudas para la amortización de largometrajes), en el artículo 64 (valoración de los proyectos para la obtención de ayudas a la producción de cortometrajes), en el artículo 78 (valoración de proyectos y planes de distribución para la obtención de ayudas a la distribución) y en el artículo 105 (valoración de proyectos para la concesión de ayudas a la realización de obras audiovisuales con empleo de nuevas tecnologías)
El artículo 25 de la Ley del Cine, por su parte obligaría a introducir medidas de acción positiva concretas para las actividades creativas de guión y dirección en las ayudas a la producción de largometrajes sobre proyecto.
Esto obligaría a reformar el artículo 41 del Proyecto de Orden (valoración de los proyectos para la obtención de ayudas para la producción de largometrajes sobre proyecto) y el artículo 53 (valoración de los proyectos para la obtención de ayudas para la producción de series de televisión y series de animación), por su imposibilidad de aplicación práctica.
Defendemos que el artículo 25 de la Ley del cine, debe desarrollarse puntuando de forma concreta los guiones y la dirección femenina en los proyectos que pretendan acceder a ayudas a la producción. Además, en su aplicación en los artículos 41 y 53 del Proyecto de Orden, debería ser ampliado, en virtud del artículo 19g) a la actividad de producción, teniendo en cuenta que producción-guión-dirección constituyen las tres actividades claves en la actividad cinematográfica.
QUINTA: Incumplimiento del RD 2062/2008, de 12 de diciembre, por el que se desarrolla la Ley 55 /2007, de 28 de diciembre del cine.
Consideramos se han incumplido los siguientes artículos:

- Artículo 37.1. Establece que la composición de los órganos colegiados previstos en el reglamento “obedecerá al principio de presencia equilibrada de mujeres y hombres de acuerdo con lo establecido en el artículo 54 de la Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo, para la igualdad efectiva de hombres y mujeres”. Sin embargo el Proyecto de Orden Ministerial deja este mandato en una orientación más débil al señalar en su artículo 110 establece que el Director General del Instituto de Cinematografía y de las Arte Audiovisuales “velará por que su composición obedezca al principio de presencia equilibrada entre hombres y mujeres”. La presencia equilibrada debe ser un hecho no un deseo o un propósito que dependa de la coyuntura del momento. La redacción por tanto debería sustituir “velará” por “deberá garantizar”

CONCLUSIONES FINALES: incumplimiento de la Ley del Cine en lo respectivo al fomento de la igualdad efectiva entre hombres y mujeres.
El desarrollo que la Ley el Cine y su Reglamento realizan de la Ley de Igualdad queda completamente desierto con el Proyecto de Orden Ministerial sobre el que se presentan estas alegaciones. Con esta última norma de desarrollo queda completamente vacío y sin ningún efecto lo previsto en la Ley del Cine para el fomento de la igualdad de género en su desarrollo del artículo 26 de la Ley Orgánica de Igualdad.

Entre todas las modalidades de ayuda, no aparece ninguna dedicada a equilibrar la presencia de mujeres en todas las categorías del sector en las que su presencia es tan escasa.

La discriminación indirecta es reconocida de forma amplia por nuestra jurisprudencia constitucional, ha sido recogida de forma expresa por la LO 3/2007, y encaja de forma clara en la descripción de la situación del cine en España, donde las mujeres representan una minoría en todas las categorías representativas y con poder de decisión.

Nos encontramos ante un campo donde los datos cuantitativos demuestran la existencia de obstáculos claros y cuotas de hecho a favor de los varones, con las consecuencias que esto tiene en una industria que basa su política de ayudas públicas en su condición de vehículo cultural y de valores, garante de la reiterada diversidad. Diversidad lingüística, cultural, integradora de la discapacidad y conciliada con las nuevas tecnologías, pero nunca de género. Que hombres y mujeres estén equitativamente representados en la industria cultural es fundamental para remover los fuertes cimientos patriarcales que jerarquizan lo masculino y femenino, lo polarizan, lo oponen, y debido al monopolio masculino de la industria audiovisual, perpetúan la dominación de valores, visiones del mundo, representaciones de las mentes, los cuerpos y las almas en clave de la mentalidad y la socialización del 90 % de sus creadores, varones todos. Esta clave es la de la superioridad masculina y la invisibilidad de lo femenino.

A pesar de los datos contrastados no se ha introducido ni una sola medida concreta de acción positiva para lograr la igualdad efectiva en el campo audiovisual, precisamente en la norma que descansa en el fundamento jurídico de dicha acción positiva: la intervención estatal para asegurar la pluralidad y diversidad de la industria cultural. La transversalidad, reconocida en el artículo 4 de la LOIMH no significa la introducción retórica en los textos o actos normativos del compromiso con la igualdad efectiva de mujeres y hombres. Significa la articulación de medidas concretas de acción positiva, tal y como las establece el artículo 11. ¿Qué valor jurídico tiene la Ley de Igualdad si sus mandatos no son recogidos por la legislación específica de cada sector? ¿Qué peso político tiene un Ministerio de Igualdad si el resto de Ministerios se blindan a la aplicación transversal de la igualdad de género?

PROPUESTAS DE ENMIENDA:
Las propuestas de enmiendas al Proyecto de Orden que presentamos tras las alegaciones anteriormente expuestas son:
1) Recogida de datos sobre la participación de mujeres en el sector añadiendo artículo 112 que contemple los datos del sector desagregados por sexo.
2) Modificación de los artículos en los que se establece la valoración concreta de los distintos factores para la concesión de las distintas ayudas para la introducción de forma real y efectiva de medidas para el fomento de la igualdad de género.
a. Artículos 41 y 53 en base al cumplimiento del artículo 25 y 19g) de la Ley del Cine.
b. Artículos 22, 28, 35, 56, 64, 78, 98, y 105, en base al cumplimiento del artículo 19g) de la Ley del Cine.
3) Modificación del artículo 110 para garantizar la presencia equilibrada de mujeres y hombres los distintos órganos colegiados.
4) Integración de forma cualitativa de la perspectiva de género en la estructura y organización del ICAA. Creación de un órgano asesor en igualdad de género y presencia de especialistas de género en los órganos colegiados previstos por la ley. Presencia en dichos órganos colegiados de representantes de asociaciones independientes cuyo objetivo sea la igualdad como es el caso de CIMA
5) Empleo de un lenguaje inclusivo de ambos sexos en el articulado del Proyecto de Orden.
6) Supresión en el artículo 56.4f), del requisito adicional para la obtención de ayudas complementarias para la amortización de largometrajes de un mínimo presupuestario de 2 millones de euros
1) RECOGIDA DE DATOS SOBRE LA PARTICIPACIÓN DE MUJERES EN EL SECTOR AÑADIENDO ARTÍCULO 112 QUE CONTEMPLE LOS DATOS DEL SECTOR DESAGREGADOS POR SEXO.
El Registro Administrativo de Empresas Cinematográficas y Audiovisuales, regulado en el artículo 111 del Proyecto de Orden Ministerial, debe incluir en los datos de las empresas registradas, aportados por éstas, el porcentaje de hombres y mujeres en los distintos niveles profesionales y las medidas de fomento de igualdad de género y/o planes de igualdad con las que cuentan. De esta forma se permitiría un conocimiento real de la situación de la igualdad de género en la estructura profesional del sector audiovisual. Con esta medida se estaría dando cumplimiento al artículo 20, de la LO 3/2007 de Igualdad efectiva entre hombres y mujeres.

o PROPUESTA DE ENMIENDA:
 Incluir un artículo 112 que establezca que cada una de las secciones del Registro Administrativo previstas en el artículo 111, anote de forma desagregada por sexo la información recogida, registrando cualquier posible medida relacionada con la igualdad de género que conste hayan aplicado estas empresas. Con ello se da cumplimiento al artículo 20 de la Ley de Igualdad.

2) MODIFICACIÓN DE LOS ARTÍCULOS EN LOS QUE SE ESTABLECE LA VALORACIÓN CONCRETA DE LOS DISTINTOS FACTORES PARA LA CONCESIÓN DE LAS DISTINTAS AYUDAS PARA LA INTRODUCCIÓN DE FORMA REAL Y EFECTIVA DE MEDIDAS PARA EL FOMENTO DE LA IGUALDAD DE GÉNERO.
a. ARTÍCULOS 41 Y 53 EN BASE AL CUMPLIMIENTO DEL ARTÍCULO 25 Y 19G) DE LA LEY DEL CINE.

JUSTIFICACIÓN:
Desarrollo de lo previsto en el artículo 25 de la Ley de Cine, así como aplicación del artículo 19g) y de lo establecido en el preámbulo de la propia Ley del Cine, según lo expuesto en las alegaciones precedentes.

o PROPUESTAS ENMIENDA : (en negrita el texto propuesto)

1. Artículo 41 del Proyecto de Orden (Ayudas a la producción de largometrajes sobre proyecto). Introducción de puntuación concreta ante la concurrencia de los siguientes factores.
 Guión de autoría femenina: 7 puntos.
 Dirección por una mujer: 10 puntos.

Introducción de puntuación concreta ante la concurrencia del siguiente factor.
 Que el proyecto sea producido por mujeres que ostenten al menos el 60% de la titularidad de la película y/o que la productora ejecutiva sea una mujer: 7 puntos

2. Artículo 53 del Proyecto de Orden (Ayudas a la producción de películas para televisión y series de animación sobre proyecto). Introducción de puntuación concreta ante la concurrencia de los siguientes factores.
 Guión de autoría femenina: 7 puntos.
 Dirección por una mujer: 10 puntos.

Introducción de puntuación concreta ante la concurrencia del siguiente factor.
 Que el proyecto sea producido por mujeres que ostenten al menos el 60% de la titularidad de la película y/o que la productora ejecutiva sea una mujer: 7 puntos


b. ARTÍCULOS 22, 28, 35, 56, 64, 78, 98 Y 105, EN BASE AL CUMPLIMIENTO DEL ARTÍCULO 19G) DE LA LEY DEL CINE.

JUSTIFICACIÓN:
Desarrollo del artículo 19g) de la Ley del Cine para que el ICAA realice una política activa de fomento de la igualdad de género, tal y como se recoge entre sus funciones, según lo expuesto en las alegaciones precedentes. Para ello proponemos la reforma de los siguientes artículos.


o PROPUESTAS DE ENMIENDA: (en negrita el texto propuesto)

1. Artículo 22 del Proyecto de Orden (Ayudas elaboración guiones largometrajes) Introducción de puntuación concreta ante la concurrencia del siguiente factor:
 Guión de autoría femenina: 10 puntos.

2. Artículo 28 del Proyecto de Orden (Ayudas desarrollo largometrajes): Introducción de puntuación concreta ante la concurrencia de los siguientes factores.
 Guión de autoría femenina: 7 puntos.
 Dirección por una mujer: 7 puntos
 Productora de titularidad femenina: 10 puntos.

3. Artículo 35 del Proyecto de Orden (Ayudas a proyectos culturales y de formación no reglada). Introducción de puntuación concreta ante la concurrencia del siguiente factor:
 Modificación del apartado “c) La contribución del proyecto al conocimiento y difusión de la cultura cinematográfica: 35 puntos. A estos efectos se ponderará con un máximo de 5 puntos los proyectos que incorporen en su contenido el fomento de la igualdad de género y la prevención de la violencia contra las mujeres.

4. Artículo 56 del Proyecto de Orden (Ayudas para la amortización de largometrajes). Introducción de puntuación concreta ante la concurrencia del siguiente factor:
 Películas que en la composición de su equipo incorporen al menos un 60% de jefas de especialidad, entendiendo por tales: directora, guionista, directora de fotografía, directora de arte, jefa de sonido, jefa de montaje, compositora, directora de producción y hasta dos actrices protagonistas : 5 puntos

5. Artículo 64 del Proyecto de Orden (Ayudas a la producción de cortometrajes) Introducción de puntuación concreta ante la concurrencia de los siguientes factores.
 Guión de autoría femenina: 7 puntos.
 Dirección por una mujer: 7 puntos
 Productora de titularidad femenina: 7 puntos.

6. Artículo 78 del Proyecto de Orden (Ayudas a la distribución). Introducción de puntuación concreta ante la concurrencia del siguiente factor:
 Modificación del apartado a) Calidad e interés cultural de la película. Se valorará especialmente su aportación al enriquecimiento de la diversidad cultural y cinematográfica de España, atendiendo a su origen: 30 puntos. A estos efectos se ponderará con un máximo 5 puntos que dicha diversidad esté basada en el contenido de las obras en cuanto incluyan valores de fomento de la igualdad de género.

7. Artículo 105 del Proyecto de Orden (Ayudas para la realización de obras con empleo de nuevas tecnologías). Introducción de puntuación concreta ante la concurrencia del siguiente factor:
 Realización de obras con el empleo de nuevas tecnología, concurriendo además alguno de los siguientes factores:
 Guión de autoría femenina: 7 puntos.
 Dirección por una mujer: 7 puntos
 Productora de titularidad femenina: 7 puntos.

3) MODIFICACIÓN DEL ARTÍCULO 110 PARA GARANTIZAR LA PRESENCIA EQUILIBRADA DE HOMBRES Y MUJERES EN TODOS LOS ÓRGANOS COLEGIADOS.
JUSTIFICACIÓN:
Desarrollo del artículo 37.1 de RD 2062/2008, de 12 de diciembre, según las alegaciones anteriormente expuestas.

o PROPUESTA DE ENMIENDA : (en negrita el texto propuesto)
o Nueva redacción del artículo 110 del Proyecto de Orden: Apartado 3:(…) “y garantizará que de forma efectiva su composición obedezca al principio de composición equilibrada entre hombres y mujeres”.

4) INTEGRACIÓN DE FORMA CUALITATIVA DE LA PERSPECTIVA DE GÉNERO EN LA ESTRUCTURA Y ORGANIZACIÓN DEL ICAA: CREACIÓN DE UN ÓRGANO ASESOR EN IGUALDAD DE GÉNERO Y PRESENCIA DE ESPECIALISTAS DE GÉNERO EN LOS ÓRGANOS COLEGIADOS PREVISTOS POR LA LEY. PRESENCIA EN DICHOS ÓRGANOS COLEGIADOS DE REPRESENTANTES DE ASOCIACIONES INDEPENDIENTES CUYO OBJETIVO SEA LA IGUALDAD COMO ES EL CASO DE CIMA
JUSTIFICACIÓN:
No sólo la composición de los órganos colegiados del ICAA deberá ser equilibrada en cuanto hombres y mujeres, sino que además debe contar con un órgano y/o persona experta en igualdad de género que dirija su actuación en este sentido y desarrolle el artículo 26 de la Ley Orgánica de Igualdad que se refiere expresamente a medidas de acción positiva y políticas activas de ayudas. De esta forma la perspectiva de género se introduciría de forma cualitativa y no sólo cuantitativa.

Los últimos informes de la Unión Europea sobre avance en las políticas de igualdad coinciden en la necesidad de que las expertas y expertos en igualdad de género continúen integrándose en los distintos sectores para impulsar dicha igualdad desde la responsabilidad y el rigor científico.

El ICAA debería plantearse un diagnóstico de la situación en cuanto a la igualdad de género en el sector para proceder a un plan de acción que ayude a dar cumplimiento a nuestra legislación.

Es insostenible que se prevea una estructura institucional y administrativa para la aplicación de nuevas tecnologías y nada se contemple respecto a la igualdad de género. El progreso y la modernización de nuestro sector audiovisual pasa sin duda por la incorporación efectiva a él de la mitad de la población, ausente en el presente: las mujeres. La paradoja entre su presencia profesional y sus niveles formación y preparación hacen pensar en un “derroche de talento y capital humano” que la industria no debe permitirse.

o PROPUESTAS DE ENMIENDA: (en negrita el texto propuesto)
1. Añadir un apartado h) al Artículo 110.1: Comité asesor de ayudas para la aplicación del principio de transversalidad de género en el sector audiovisual. Realizará las siguientes funciones:
 Realizar un seguimiento y evaluación continua de la situación de las mujeres en el sector para asegurar la proporcionalidad de las medidas de acción positiva aprobadas y proponer medidas correctoras.
 Evaluar el impacto de género de las medidas generales aprobadas para el sector, en especial las ayudas y el acceso a recursos públicos.
 Asesorar, promover y difundir las medidas de fomento de la igualdad de género que se aprueben, así como contribuir a la sensibilización y capacitación de los profesionales del sector a través de su representación y presentación de propuestas al resto de Comités previstos en el presente artículo.
 Denunciar ante la dirección del ICAA el incumplimiento de las medidas de fomento de la igualdad de género, como organismo encargado de garantizar su cumplimiento.

2. Añadir un apartado h) al Artículo 110.3: Comité asesor de ayudas para la aplicación del principio de transversalidad de género en el sector audiovisual: mínimo de 3 y máximo de 5, designados entre personas de reconocido prestigio en el ámbito institucional y académico de la igualdad de género, así como representantes de asociaciones independientes del sector que tengan como objeto el fomento de la igualdad de género. Para ello se podrá recabar asesoramiento del Ministerio de Igualdad con la posibilidad de firmar acuerdos de colaboración al respecto.

5) EMPLEO DE UN LENGUAJE INCLUSIVO DE AMBOS SEXOS EN EL ARTICULADO DEL PROYECTO DE ORDEN.
JUSTIFICACIÓN:
El artículo 14.11 de la Ley de Igualdad señala que los Poderes Públicos tendrán como criterio general en su actuación: “La implantación de un lenguaje no sexista en el ámbito administrativo y su fomento en la totalidad de las relaciones sociales, culturales y artísticas”.

La utilización del masculino a lo largo de todo el Proyecto de Orden, como categoría universal, invisibiliza a las mujeres y contribuye a su situación de discriminación y falta de referentes. El lenguaje es reflejo de nuestros valores y relaciones de poder y mantener el masculino como universal supone perpetuar estructuras mentales que sin remedio obstaculizarán el progreso hacia una sociedad en la que se encuentren nombrados ambos sexos y por tanto concebidos ambos como sujetos con sus propios intereses y valores.

La identidad pasa por el lenguaje y las mujeres deben ser nombradas no sólo en ausencia de hombres sino del mismo modo que ellos, como categoría propia y no derivada. No hay nada que justifique que el Proyecto de Orden sea firmado formalmente por “el Ministro”, cuando en estos momentos contamos con una Ministra. Pensemos que la situación hubiera sido inadmisible en sentido contrario. ¿Podemos imaginar un Proyecto de Orden redactado en femenino: directoras, jefas, productoras, técnicas, encargadas, propietarias…? ¿Podemos imaginar un eventual Ministro de Cultura firmando una norma como “Ministra”? Si los hombres no son nombrados, no están, si las mujeres no son nombradas, nada hace concluir que estén, nombrémoslas utilizando términos neutros e inclusivos y el femenino cuando sea necesario.

o PROPUESTA DE ENMIENDA:
 Revisión del lenguaje utilizado en el Proyecto de Orden para evitar la invisibilización y por tanto la discriminación de las mujeres.

7) SUPRESIÓN EN EL ARTÍCULO 56.4F), DEL REQUISITO ADICIONAL PARA LA OBTENCIÓN DE AYUDAS COMPLEMENTARIAS PARA LA AMORTIZACIÓN DE LARGOMETRAJES DE UN MÍNIMO PRESUPUESTARIO DE 2 MILLONES DE EUROS.

JUSTIFICACIÓN.
Impacto de género negativo por la aplicación de una medida aparentemente neutra dada la discriminación en el acceso a la profesión y el menor acceso a presupuestos elevados que sufren las mujeres.

La imposición de un mínimo presupuestario de 2 millones de euros en la regulación de las ayudas complementarias para la amortización de largometrajes excluye una gran parte de las películas producidas y dirigidas por mujeres que con frecuencia no acceden a los altos presupuestos y además supone una barrera para la entrada de nuevas realizadoras y realizadores que en la práctica no tienen acceso a ese nivel presupuestario.

Teniendo en cuenta la escasez de nuevas directoras, esta barrera de entrada al sector constituiría un obstáculo adicional para las mujeres dificultando una regeneración bajo criterios igualitarios del sector. Sólo la entrada de nuevas realizadoras puede compensar nuestra, no por reiterada menos escandalosa, cifra del 7,3 % de directoras.

o PROPUESTA DE ENMIENDA:
 Supresión en el artículo 56.4f), del requisito adicional para la obtención de ayudas complementarias para la amortización de largometrajes de un mínimo presupuestario de 2 millones de euros.

Algunos elementos del debate sobre la prostitución.

1. Carta de nuestra asociación a David Torres
2. Artículo de Laura Freixas sobre la prostitución
3. Artículo de David Torres


Carta de la asociación a un tal David Torres a propósito de su escrito “El oficio más viejo del mundo” publicad en El Mundo el 18.09.2009

Desde la asociación Clásicas y modernas para la igualdad de género en la cultura, queremos felicitar efusivamente a David Torres por su brillante artículo "El oficio más viejo del mundo" (18-9-09). Qué aguda su reflexión de que en el fondo -viene a decir- las mujeres que se dedican a la política son todas prostitutas. Es cierto que sólo encuentra de ello dos ejemplos (Mesalina y Cicciolina), separados además por dos mil años de historia, lo cual podría parecer poca cosa al lado de las muchas diputadas, ministras, jefas de Estado, intachables (o no, pero ni más ni menos que sus colegas masculinos); pero no importa: toda mujer es una zorra, y si no, será que no ha tenido aún la oportunidad de demostrarlo. Como él bien dice, a la pregunta: "¿Le gustaría que su hija fuese puta?", habría que contestar: "¿y que fuese diputada?", que viene a ser lo mismo. Muy ingenioso, por cierto, el juego de palabras.

No menos brillante es su observación, al hilo de unas declaraciones de Rubalcaba, de "cuánto se parecen en el fondo un ministro progre y un arzobispo", por el hecho de considerar tanto uno como otro que "la prostitución entraña un elemento de degradación inevitable". Esperamos que un próximo artículo, el señor Torres haga extensivo su razonamiento a otras cosas que también condenan, sospechosamente, tanto la Iglesia como la progresía. Por ejemplo la violación, o la venta de órganos.


Artículo de Laura Freixas sobre la prostitución publicado en La Vanguardia, 17-9-09
Prostitución: una propuesta

Por fin parece que en el tema de la prostitución nos vamos a dejar de hipocresías, fariseísmos y moralinas. Por fin parece que vamos a encararla como es debido, es decir, regulándola. Los argumentos no pueden estar más claros. La prostitución es una realidad social que ha existido siempre, por lo que es ilusorio intentar erradicarla. Es cierto que hay mafias, esclavitud, trata, etcétera, pero eso es lo que hay que castigar, y no a las trabajadoras que libremente y a cambio de un pago se alquilan para actos sexuales, que es lo mismo que alquilarse para hacer la vendimia o vender zapatos. Cierto que el trabajo sexual está mal visto, pero eso no es sino síntoma de una mentalidad atrasada y pacata, que con el tiempo y el progreso irá, esperémoslo, cambiando.

Permítanme ahora formular una humilde propuesta. Ya que por fin nos hemos quitado la máscara bienpensante, aprovechemos para legalizar otro fenómeno ante el que sería inútil cerrar los ojos. Me refiero a los malos tratos. Igual que la prostitución, es esta una realidad que ha existido siempre. El motivo es el mismo en ambos casos: algunos caballeros (siempre caballeros, pero este es un detalle sin significación particular) consideran oportuno desahogar, sobre señoras (siempre o casi siempre señoras, inmigrantes y pobres, pero eso también es casualidad) sus instintos reprimidos. Nada que objetar, desde el momento en que pagan. Junto con los burdeles podríamos pues habilitar unos establecimientos, con la debida licencia municipal, control sanitario..., en los que unas señoritas, trabajadoras de la violencia, estuvieran a disposición de los señores clientes que deseen, mediante el pago de una cantidad variable según el servicio (cachete, tanto; patada, tanto; tirar al suelo y arrastrar de los pelos, tanto), insultarlas y abofetearlas. Es cierto que no es muy placentero recibir una paliza, pero no puede ser mucho más desagradable que ponerse de rodillas ante un desconocido - y luego otro, y otro, y otro, y así un día y otro día-que se baja la bragueta. Lo importante es lo que viene después: un espléndido billete de veinte euros… Espero haberles convencido, y el próximo día podemos abordar otra manera que tienen los pobres de ganarse la vida y que debería asimismo regularse sin tapujos: vender a los ricos un ojo o medio hígado.



El oficio más viejo del mundo
David Torres. El Mundo, 18.09.2009
HAY serias dudas sobre cuál es el oficio más viejo del mundo, si la política o la prostitución. Una mujer que vende su cuerpo puede obtener un rápido beneficio, pero la ventaja se multiplica si es lista y decide vender todo lo demás. Su escaño, por ejemplo. En cualquier caso, parece ser que desde muy temprano, antes de Benidorm incluso, hubo modalidades mixtas. La historia va de Mesalina (que organizaba concursos púbicos en la cama imperial) a Cicciolina (que adaptó la pornografía al ecologismo), una trayectoria que incluye desde los senadores romanos apiñados en la faltriquera de Craso hasta un diputado tránsfuga de cualquier partido que se les ocurra. Está feo señalar.
El tema preocupa a nuestros líderes hasta tal punto que Zapatero visitó de hurtadillas la villa donde Berlusconi hacía su casting de secretarias. Preguntado sobre la polémica, Rubalcaba admite que la prostitución siempre entraña un elemento de degradación inevitable (asombra comprobar cuánto se parecen en el fondo un ministro progre y un arzobispo). Quizá a Rubalcaba le costaría explicar por qué la degradación prospera a sus anchas en las entrepiernas realquiladas y no en esos dignos oficios de lavacoches, dependiente de McDonald's o conserje de La Moncloa. ¿Le gustaría que su hija fuese puta? Es una buena pregunta que convendría matizar con esta otra: ¿le gustaría que su hija acabase de diputada?
Mafias y trata de esclavas aparte (oficios prohibidos ambos, aunque respetados por la policía con la misma sonrisa indulgente con que se toleran los excrementos en la vía pública, la telemierda en horario infantil y el botellón), todo el dilema del puterío se reduce al viejo debate socrático de si nuestra carne es algo más que barro y al viejo dilema teológico de si el barro es nuestro o no. Al fin y al cabo, toda transacción económica supone la venta o el alquiler de un talento o una parte del cuerpo, y no se entiende, salvo intromisiones metafísicas o preceptos religiosos, por qué las ingles deben contar con una legislación especial.
Si la prostitución debe perseguirse, ¿qué hacer entonces con esos políticos que, en época de campaña, exhiben desvergonzadamente sus promesas electorales como rameras en plena calle? ¿En qué escuela reformar a esas diputadas díscolas que sacaron un escaño amparándose en unas siglas de moda y luego lo vendieron al mejor postor? Parece mentira que tanto a los arzobispos como a ciertos ministros expertos en degradación les preocupe únicamente el comercio del cuerpo, perecedero y mortal, y se desentiendan del alquiler de almas, negocio mucho más lucrativo, pernicioso y en constante expansión.

jueves, 24 de septiembre de 2009

Quienes Somos

Somos mujeres profesionales de la literatura, el periodismo, el teatro, el cine… en sus distintas facetas (creación, gestión, investigación, crítica, teoría, enseñanza…) que hemos decidido crear una asociación por los siguientes motivos:
Somos conscientes de la marginación e invisibilidad de las mujeres en la cultura, sobre todo en los ámbitos de mayor poder y prestigio.
Queremos rendir homenaje y devolver su lugar a las creadoras del pasado, tan a menudo borradas de la historia. Por eso nos llamamos Clásicas.
Reivindicamos la herencia de las llamadas "modernas" de la generación de la República, que unieron la creación artística con la movilización política. Por eso nos llamamos Modernas.
Reconocemos la deuda de todas nosotras con las mujeres que nos precedieron, gracias a cuya lucha estamos hoy donde estamos, y nos sentimos obligadas a preparar el camino de las que nos seguirán.
Estamos convencidas de que la cultura es un instrumento decisivo para lograr la igualdad o por el contrario, perpetuar la desigualdad entre mujeres y hombres. Y no puede haber una cultura igualitaria (como propugna el artículo 26 del capítulo II de la Ley de Igualdad) en sus contenidos si no lo es en cuanto a participación, oportunidades y reconocimiento de uno y otro sexo.
Con el fin de conocer en profundidad la situación de las mujeres en el ámbito de la cultura, promover la reflexión en torno a ella y tomar las medidas necesarias de cara a la igualdad, creemos indispensable actuar, dirigiéndonos a la opinión pública, promoviendo estudios y foros de reflexión e interpelando a la Administración y a las empresas e instituciones culturales.
Por todo ello hemos fundado, en Madrid, en el mes de abril de 2009, la asociación Clásicas y Modernas para la igualdad de género en la cultura, cuya Junta Directiva componen:

Laura Freixas, escritora – Presidenta (www.laurafreixas.com)
Magüi Mira, actriz y directora teatral- Vicepresidenta
Berta Ojea, actriz - Vicepresidenta
Marga Borja, autora y directora teatral- Secretaria
Ángela Martín, editora - Tesorera
Pilar Aguilar, crítica de cine - Vocal
Diana Raznovich, autora teatral y humorista gráfica - Vocal
Alicia Romay, periodista - Vocal

Carta a Doña Carmen Caffarel, directora del Instituto Cervantes

Estimada Carmen Caffarel:

Hemos recibido publicidad de una mesa redonda que organiza en Madrid el Instituto Cervantes y cuya composición nos parece inaceptable. Se titula "Nuevos derroteros de la narrativa española: veinte años de creación", reúne -según vemos en vuestra página web- a "reconocidos críticos y jóvenes promesas literarias" ... y de las 7 personas que la componen, 7, el 100 %, son varones.

¿Cómo puede ser que en pleno siglo XXI, y de la mano de una institución pública, se siga invisibilizando a las mujeres en el terreno de la cultura? ¿No sería más realista titular el evento: "Viejos derroteros de la narrativa española: veinte años de inmovilismo"?¿Qué tanto por ciento representan las mujeres en vuestra programación? ¿Es que no hay en nuestro país reconocidas críticas y jóvenes promesas en femenino? Y si las críticas no son "reconocidas" y las jóvenes escritoras no "prometen", ¿no será precisamente porque las instituciones que deberían reconocerlas y ayudarlas a desarrollar su potencial, no lo hacen? ...

Creemos que la institución que de cara al exterior representa a la España democrática en el ámbito cultural debería transmitir a través de su programación nuestro objetivo de ser una sociedad igualitaria.

Te rogamos que des las instrucciones necesarias para que se corrija cuanto antes esta situación.

Cordialmente,

Asociación Clásicas y Modernas para la igualdad de género en la cultura

(Junta directiva: Pilar Aguilar, crítica de cine, Margarita Borja, dramaturga, Laura Freixas, escritora, Ángela Martín, editora, Magüi Mira, actriz, Berta Ojea, actriz, Alicia Romay, periodista, y Diana Raznovich, humorista gráfica)

Las socias

Son socias de honor:
Amelia Valcárcel
Carmen Alborch

Y de número:
Nora Levinton Dolman
Gemma Lienas Massot
Almudena Hernando Gonzalo
Carmen Peña
Roser Ros i Vilanova
Alicia PULEO GARCÍA
CARMEN ALBORCH BATALLER
MARÍA JESÚS GONZÁLEZ HERNÁNDEZ
Maria Luisa Posada Kubissa
María del Carmen Rodríguez García
María Tena García
Matilde Revuelta Lozano
Carmen González Marín
Ángela Martín Olmos
Margarita Ramón Borja-Berenguer
Nieves Simón Rodríguez
M. Luisa Villalba Ibáñez
Laura Freixas Revuelta
Marian López Cao
Juana Castro
Marian Moreno
María José Codes Ortega
Rosa García Rayego
Pilar Aguilar
Diana Raznovich
Magui Mira
Alicia Romay
Berta Ojea
María Pazos Morán
Noni Benegas

viernes, 29 de mayo de 2009

MANIFIESTO DE CLÁSICAS Y MODERNAS
POR LA IGUALDAD DE GÉNERO EN LA CULTURA

Redactado por Laura Freixas, en colaboración con el Club de las 25, con datos aportados por Pilar Aguilar, Fátima Arranz, Margarita Borja, Laura Freixas, Cristina Infante, Pilar López, Marisa Manchado, Karmele Marchante, Patricia Mayayo, Inés París, Diana Raznovich , Isabel Veiga y Susana Villalba.

MANIFIESTO POR LA IGUALDAD EN LA CULTURA
Un grupo de profesionales vinculadas al arte, la cultura y los medios de comunicación, hemos examinado la situación actual de las mujeres en dichos sectores y hemos llegado a las siguientes conclusiones:

+ No es verdad que las mujeres hayamos alcanzado la igualdad o incluso la superioridad numérica en el mundo del arte y la cultura.


••• Los medios de comunicación afirman que las mujeres dominamos el mundo de la cultura, con titulares como éstos:

“Los libros más vendidos de 1999 tienen firma femenina”
(titular de portada de Qué Leer, junio 1999).

“Los libros son cosa de mujeres. Leen más que ellos y dominan el mundo editorial”
(El País, 23-4-00),

“El boom de las mujeres”
(titular de portada del número de verano 2000 de la revista Leer).

“El cine es de las mujeres. Ellas toman el mando”
(El País, 1-2-04)

“La revolución musical de 2008 es cosa de chicas”
(El País, 8-2-08)

“Las mujeres conquistan el 'prime time'”
(El País, 15 - 4 -08 )

••• Sin embargo, los datos de que disponemos demuestran que:.


••• Las mujeres sólo son mayoría entre la población consumidora de ciertas formas de cultura – libros, teatro, danza–, pero no en la creación y gestión de la cultura en general.

Otras formas de consumo cultural (la lectura de prensa diaria, el uso de Internet y la asistencia al cine) son actividades mayoritariamente masculinas.

••• Se observa mayoría de mujeres entre los lectores de libros (entendiendo por tales quienes leen habitualmente libros no relacionados con la profesión o estudios, lo son el 56,7 % de las mujeres, versus el 48,1 % de los varones) y revistas (las leen 47,4 % de mujeres y 33,6 % de varones) y los asistentes a espectáculos de teatro (21,0 % de las mujeres, 17,0 % de los hombres) y danza o ballet (6,2 % de las mujeres, 4,0 % de los hombres).

••• En cambio, es mayoritariamente masculina la lectura de prensa diaria de información general (79,8 %, de los varones versus 68,1 % de las mujeres), así como el uso de Internet (44,7 %, % versus 34,5 %%) y la asistencia al cine (54,3 % y 50,1 %).

56, 7 % de las mujeres lee libros, frente al 48,1 % de los hombres.

47,4 % de las mujeres lee revistas, frente al 33,6% de los hombres.

21 % de las mujeres asiste a espectáculos de teatro frente al 17% de los hombres.

6,2 % de las mujeres asiste a espectáculos de danza o ballet, frente al 4% de los hombres.

47,4 % de las mujeres lee revistas, frente al 33,6% de los hombres.
En cambio, es mayoritamiente masculina la lectura de la prensa diaria de información general, el uso de Internet y la asistencia al cine:

68,1 % de las mujeres lee prensa diaria de información general, frente al 79,8% de los hombres.

34,5 % de las mujeres utiliza Internet, frente al 44,7% de los hombres.

50,1 % de las mujeres asiste al cine, frente al 54,3% de los hombres.

••• Tanto entre quienes crean (cineastas, novelistas, artistas plásticas/os, poetas, compositoras/es, dramaturgas/os…) como entre el resto de agentes culturales (productoras/es de cine y artes escénicas, editoras/es, críticas/os…), las mujeres son minoría. Existen en el campo cultural algunas profesiones con mayoría femenina, pero son muy pocas: agentes literarias, galeristas y las relacionadas con la danza (bailarinas, coreógrafas, profesoras).


7 %. De las películas españolas estrenadas entre los años 2000 y 2006, sólo un 7 % han sido dirigidas por mujeres.

28%. De los museos existentes en España, sólo un 28% están dirigidos por mujeres.

6%. Sólo un 6 % de los directores de orquesta son mujeres, un 12 % de los compositores y un 9 % de los críticos musicales.

17, 5 %. En la Muestra de Teatro Español de Autores Contemporáneos en el año 2008, de 40 autores teatrales sólo 7 son autoras (17,5 %). En los Premios Max de Artes Escénicas 2008, las mujeres son minoritarias en casi todas las categorías, especialmente directores de escena (25 %) y autores (19 %)

20%.Se estima en un 20-25 % la proporción de libros de creación –narrativa, ensayo y poesía– de autoras de lengua española que se publican actualmente en España.

0%. Prácticamente todos los humoristas gráficos que publican en la prensa española son hombres.

27,82%. De un total de 399 cargos directivos en la Corporación RTVE, 288 son hombres (72,18%) , frente a 111 mujeres (27,82%). De los doce componentes del Consejo de Administración, tan sólo tres son mujeres (25%).

13%. En los siete principales periódicos de ámbito nacional –El País, ABC, La Razón, El Mundo, Público, La Vanguardia y el Periódico de Catalunya–, son hombres todos los directores, vicedirectores y directores adjuntos. Sólo hay mujeres entre adjuntos/as a la dirección –3 mujeres entre 7–, subdirectores/a –3 subdirectoras y 35 subdirectores– y redactores/as jefe –15 mujeres y 76 hombres. En resumen, las mujeres constituyen el 13 % de los niveles ejecutivos de la prensa escrita.



••• Si el porcentaje de mujeres artistas e intelectuales es bajo, su reconocimiento es incluso inferior.

••• LITERATURA:
20% de los escritores, 13 % de los Premios Nacionales

• En literatura hay un 20 % aproximadamente de mujeres entre los escritores que publican en las principales editoriales.
• Sólo hay 4 mujeres –9 %– entre los 43 miembros de la Real Academia de la Lengua Española.
• En sus diez últimas convocatorias (1998-2007), los Premios Nacionales de Ensayo, de Poesía y de Narrativa sumaron 4 mujeres entre 30 galardonados: el 13 %.


••• MÚSICA:
12 % de los compositores, 0 % de los Premios Nacionales

• En música están censados 6.400 profesionales, de los cuales 2.559 son mujeres –40 %–, pero hasta ahora sólo han sido cinco las mujeres –frente a 16 hombres– que han sido reconocidas en los Premios Nacionales en la categoría de Interpretación. En la categoría de Composición, y representando las mujeres un 12% de los compositores en activo, la desproporción es todavía mayor: 28 hombres, ninguna mujer.

••• CINE:
7% de los cineastas, 0 % de los Premios Nacionales

• En la dirección cinematográfica, aunque un 7 % de quienes se dedican a ella profesionalmente son mujeres, los Premios Nacionales de Cine han recaído en 16 directores hombres y ninguna directora: 0%..

••• ARTES PLÁSTICAS:
29% de los artistas, 16 % de las exposiciones en los museos de arte contemporáneo

• Un estudio realizado en 2002 por la Associació d’Artistes Visuals de Catalunya señalaba que eran mujeres el 29 % de los aproximadamente 1.500 artistas residentes en Catalunya, pero que “en el nivel de visibilidad más bajo” –entendiendo por visibilidad la presencia de la obra de cada artista en las principales galerías y museos– “la proporción de mujeres llega al 40 %”, mientras que “entre los artistas de mayor visibilidad, las mujeres sólo representan el 20 %”. De las 94 exposiciones individuales organizadas por el MNCARS, el MACBA y el IVAM entre 2005 y 2007, tan sólo 15 –16%– estaban dedicadas a mujeres artistas.


+ ¿Por qué sigue habiendo tan pocas mujeres entre artistas, cineastas, poetas y novelistas?


• Hasta entrado el siglo XX, la escasez de mujeres entre artistas e intelectuales se ha debido a su escasa educación y a su exclusión de las instituciones de la alta cultura. Pero hoy en España el nivel educativo de las mujeres es ligeramente superior al de los hombres –hay más licenciadas universitarias que licenciados– y ellas son mayoría en las carreras de Arte y Letras. De hecho, según los últimos datos, correspondientes al curso académico 2005-2006, son mujeres el 63 % de los estudiantes universitarios españoles de Humanidades. Del total de licenciados/as en Bellas Artes en el curso 2003-04, el 64% eran mujeres y el 33% hombres.

••• No es verdad lo que suele creerse sobre que el mero transcurso del tiempo hace que haya más mujeres y que alcancen un mayor estatus.

• La Historia, y el presente, demuestran que no basta el transcurso del tiempo, ni el ingreso de un gran número de mujeres en un área profesional, para que alcancen los mismos niveles de poder, protagonismo y reconocimiento que los varones. De hecho, cuando las mujeres entran en una profesión, ésta se devalúa socialmente y bajan los salarios; mientras que cuando lo hacen los hombres, ocurre todo lo contrario, como es el caso de los sectores de la salud y de la cocina.

• La proporción de mujeres entre los cineastas que hacen su primera película en España ha disminuido. Entre 1990 y 1998, el 17 % de los nuevos realizadores eran mujeres. En el periodo 2000-2006, el 10 %.

• De un estudio realizado sobre los suplementos literarios de ABC y El País, en un mes elegido al azar, con 25 años de intervalo (enero 1980 y enero 2005), se desprende que la proporción de mujeres, tanto entre los críticos literarios como entre los escritores cuyas obras son objeto de crítica, no sólo no ha aumentado, sino que ha disminuido levemente:
• En enero de 1980, el total de obras reseñadas en los suplementos literarios de ABC y El País fue de 38, de las cuales 6 fueron de autoría femenina: el 16 %.
• En enero de 2005 se reseñaron en uno u otro suplemento un total de 101 obras, de las cuales 11 femeninas : el 11 %.
• La presencia femenina entre los críticos literarios apenas ha variado: en enero de 1980, de un total de 38 críticas, 5 iban firmadas por mujeres: el 13 %. En enero de 2005, de 101 críticas, sólo un 11 % fueron firmadas por mujeres..


+ La ideología patriarcal, el gran obstáculo para la igualdad

+ El principal obstáculo para la igualdad de las mujeres en el campo cultural es, a nuestro entender, la ideología patriarcal, porque:

••• Prejuzga negativa o frívolamente la competencia profesional y la capacidad cualitativa de las mujeres por el mero hecho de serlo.

••• Desvaloriza lo que hacen o producen las creadoras. Identifica la calidad con lo masculino, atribuyendo alcance universal a las obras creadas –y/o protagonizadas– por hombres, mientras que da por supuesto que la creación femenina –y/o con personajes femeninos– sólo se dirige o sólo puede interesar a mujeres. Se considera, de forma automática, que los hombres hacen cine, literatura, arte… sin adjetivos, mientras que las mujeres hacen (o por lo menos, son sospechosas de hacer) cine, literatura o arte, “de mujeres”, “sobre mujeres”, “para mujeres”. Es ésta una idea que transmite con insistencia, de forma explícita o implícita, la crítica literaria, cinematográfica, etc. Y como la crítica es el primer filtro que debe pasar una obra para acceder al canon (léase: premios, academias, inclusión en los programas de estudios, etc), no es de extrañar que las obras femeninas y sus autoras estén generalmente excluidas del mismo y del prestigio y poder a él asociados.

••• Cuando concede protagonismo a algunas mujeres, selecciona para ello a aquellas que confirman los estereotipos discriminatorios: mujeres asociadas a características como la juventud, la novedad, la sexualidad, lo comercial, lo mediático, la relación con varones poderosos… Semejante política tiene por efecto desvalorizar, por extensión, a todas las mujeres en el campo del arte y de la cultura, dificultando el acceso femenino a la autoridad y el magisterio.

••• Sobreestima la presencia de intelectuales y creadoras (y en general, también en otros ámbitos), asegurando que hay mayoría o protagonismo femenino allí donde de hecho figuran sólo unas pocas mujeres (caso de los titulares citados al principio). La causa de este fenómeno estriba en que en la ideología patriarcal, el lugar que corresponde a las mujeres es tan pequeño, que por poco que lo sobrepasen, se tiene la impresión de que hay muchas… tal vez demasiadas. Y su consecuencia es un efecto desmovilizador: se transmite la idea de que cualquier acción a favor de las creadoras es innecesaria e injustificada.

••• Crea unos contenidos culturales sesgados, en los cuales las mujeres están ausentes o presentes solamente en papeles secundarios y estereotipados. Ello legitima y perpetúa la ausencia de mujeres entre quienes producen cultura, redundando en un círculo vicioso.



+ La escasez de mujeres entre quienes crean cultura produce unos contenidos culturales que refuerzan y justifican la desigualdad.

+ La escasa participación de mujeres en la creación y gestión de contenidos culturales, y el todavía más escaso reconocimiento público de que son objeto las creadoras, resulta preocupante por dos motivos:

••• Porque revela una situación de discriminación de la que son objeto las profesionales del mundo del arte y la cultura.

••• Porque la cultura, en su sentido más amplio, es el espejo en que la sociedad se mira y se comprende a sí misma.

+ La insuficiente participación femenina en la creación cultural y artística produce unos contenidos que invisivilizan a las mujeres o distorsionan y desvalorizan sus vivencias, convirtiendo la cultura en un espejo deformante al servicio del patriarcado.

••• En el campo con mayor influencia en la sociedad, el cine, vemos que el cuasi monopolio masculino de la dirección de películas se traduce en que la mayoría de ellas están protagonizadas por personajes también masculinos. De las 42 películas españolas más vistas entre 2000 y 2006, 93 % fueron dirigidas por hombres. Un 80 % de ellas tienen protagonista masculino. Los directores presentan muchos menos personajes de mujeres que toman iniciativas de cualquier tipo: un 37,9% frente al 92,3% (12/13) de las directoras. Concretamente, los personajes femeninos toman decisiones que afectan a su propia vida más allá del terreno erótico-amoroso en un 76,9% (10/13) de los filmes de directoras, frente a 13,8% (4/29) de los filmes de directores. Considerando el conjunto, las directoras incluyen personajes de mujeres que participan y resuelven activamente en un 76,9% de sus películas, mientras que los directores sólo lo hacen en un 10,3% de las suyas.

••• En un 30,8% de las películas dirigidas por mujeres y en un 27,6% de las dirigidas por hombres, se muestra violencia machista. Dicha violencia es objeto de una presentación negativa y crítica en un 100% de las películas dirigidas por mujeres. En las dirigidas por hombres, sólo se reprueba en un 25% de los casos. En el 75% restante se muestra –de diversas maneras- complacencia hacía las agresiones machistas.

••• En un 30,8% de los filmes de hombres dirigidos por hombres aparecen personajes que son o contratan prostitutas. En todos –aunque se muestre de diferentes maneras–, la mirada es graciosa o comprensiva hacia la existencia de la prostitución.

••• Es así cómo la cultura frena o esteriliza los esfuerzos a favor de la igualdad entre mujeres y hombres que se hacen desde buena parte de la sociedad, desde las Administraciones públicas y desed otras instancias.



+ Por todo ello, pedimos:

••• A las mujeres que participan en cualquier ámbito de la cultura, ya sea en calidad de creadoras, técnicas, gestoras o agentes culturales o consumidoras: que no retrocedan frente a las dificultades y exijan lo que les corresponde, pues todo empeño creador abre espacios de visibilidad desde los que intervenir en la vida social.

••• A la Administración pública:

• Que se aplique la Ley de Igualdad en lo que afecta al ámbito de la creación y producción artística e intelectual realizada por mujeres.

• En su artículo 26, la LEY ORGÁNICA 3/2007, de 22 de marzo, para la
igualdad efectiva de mujeres y hombres establece que las Administraciones públicas deberán:
• Adoptar iniciativas destinadas a favorecer la promoción específica de las mujeres en la cultura.
• Políticas activas de ayuda a la creación y producción artística e intelectual de autoría femenina.
• Promover la presencia equilibrada de mujeres y hombres en la oferta artística y cultural pública.
• Respetar y garantizar la representación equilibrada en los distintos órganos consultivos, científicos y de decisión existentes en el organigrama artístico y cultural.
• Que se cree un Observatorio permanente de la situación de las mujeres en todos los ámbitos de la creación y de la cultura que aporte periódicamente su investigación en datos.


••• A la iniciativa privada y a los medios de comunicación:

• Que averigüen cuál es la proporción de mujeres en los distintos niveles y sectores de la propia empresa, así como entre los creadores cuyas obras difunden, aquellos cuyas obras premian, etcétera. Que se pregunten por qué esa proporción es –en general– tan baja, sobre todo en los niveles superiores, y abran un proceso de reflexión y si es necesario, de autocrítica.

• Que valoren con el mismo criterio las obras y acciones protagonizadas por mujeres y hombres.

• Que reflejen adecuadamente la presencia de las mujeres en los diversos ámbitos de la vida social.

• Que eviten el uso de referencias sexistas y estereotipos degradantes.

• Creemos que, como sociedad, ya no podemos perdernos el caudal artístico que las creadoras e intelectuales construyen desde sus propias miradas, opciones y pensamientos como espejos de quiénes somos y del mundo en que vivimos.



ANEXO DOCUMENTAL



ÍNDICE

Cine

Literatura

Artes plásticas

Artes escénicas, música y danza

Medios de comunicación

Hábitos de consumo cultural

Extractos de la Ley de Igualdad

Bibilografía



+ CINE

••• De las películas españolas de los últimos años (2000-2006), sólo un 7 % han sido dirigidas por mujeres. Si a las directoras añadimos las guionistas, las mujeres representan el 12 %. En las categorías de vestuario y maquillaje, en cambio, hay un 81 % de mujeres.

••• El futuro de las mujeres en el cine español está lejos de ser igualitario. Así, el balance en esta nueva década es negativo en cuanto a la incorporación de mujeres directoras: del 17,08% de los años noventa se cae al 10,4% en lo que va de la presente década (siete años). La tasa más alta de estos años no sobrepasa el 14,9% (2002 o 2003), tal y como se observa en la tabla:

TABLA DE LA DISTRIBUCIÓN PORCENTUAL DE "OPERAS PRIMAS" EN LA PRODUCCIÓN ANUAL DE LARGOMETRAJES ESPAÑOLES SEGÚN EL SEXO DEL DIRECTOR

2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006
VARONES 90,6 94,2 91,6 85,1 86,7 89,8 90,2
MUJERES 9,4 5,8 14,9 14,9 13,3 10,2 9,8
TOTAL 100 100 100 100 100 100 100
(32) (37) (59) (47) (60) (59) (61)


••• Del análisis de las 42 películas españolas más taquilleras estrenadas entre los años 2000 y 2006, se deducen los siguientes datos:
• El 61,9% de las películas están protagonizadas por personajes masculinos. Considerando sólo las dirigidas por hombres, el porcentaje alcanza un 79,3%.
• Los directores presentan muchos menos personajes de mujeres que toman iniciativas de cualquier tipo: un 37,9% frente al 92,3% (12/13) de las directoras.
• Concretamente, los personajes femeninos toman decisiones que afectan a su propia vida más allá del terreno erótico-amoroso en un 76,9% (10/13) de los filmes de directoras, frente a 13,8% (4/29) de los filmes de directores.
• Considerando el conjunto, las directoras incluyen personajes de mujer que participan y resuelven activamente en un 76,9% de sus películas mientras que los directores sólo lo hacen en un 10,3% de las suyas.
• En el 62% de las películas de los directores, los personajes femeninos no se comunican entre sí (o se comunican sólo en lo relativo a los personajes masculinos). Inversamente, en el 77% de películas dirigidas por mujeres los personajes femeninos se comunican entre sí.
• Aparecen parejas en un 69% y un 69,2% de los filmes dirigidos respectivamente por mujeres y hombres. Pero cabe destacar también que en un 25% de los filmes realizados por directores en los que aparecen parejas, éstas viven una situación degradada y degradante que se muestra con humor y muy asumida por los personajes.
• En un 30,8% de las películas dirigidas por mujeres y en 27,6% de las dirigidas por hombres se muestra violencia machista. La violencia se muestra con mirada negativa y crítica en un 100% de las películas dirigidas por mujeres. En las dirigidas por hombres, sólo se reprueban en un 25% de los casos. En el 75% restante se muestra –de diversas maneras– complacencia hacía las agresiones machistas.
• En un 30,8% de los filmes de hombres dirigidos por hombres aparecen personajes que son o contratan prostitutas. En todos (aunque se muestre de diferentes maneras), la mirada es graciosa y/o comprensiva hacia la existencia de la prostitución.



+ LITERATURA:

Escritoras: las mujeres representan en torno a un 20 o 25 % de los autores de lengua española que publican en España.


••• Presencia de mujeres en los suplementos literarios de los periódicos.
En una semana cualquiera (la primera de octubre 2008), en los suplementos culturales de los principales periódicos españoles: El País, La Vanguardia, El Mundo y ABC, de un total de 50 críticos literarios que reseñan obras de 56 autores, hay sólo 6 mujeres críticas (11 %) y 8 autoras (14 %).

Desglose de los datos: En Babelia, el suplemento cultural de El País (4-10-08), críticas de 12 libros, de los cuales 11 de autoría masculina; de los 12 críticos, sólo hay una mujer. En el de ABC, se reseñan libros de 16 autores varones y 4 autoras; firman las críticas 16 hombres y una mujer. En El cultural de El Mundo (2-10-08), 9 críticos varones y 2 críticas reseñan obras de 10 escritores hombres y 2 mujeres. En Cultura/s, de La Vanguardia (8-10-08), figuran 12 críticos varones y 2 mujeres, y 11 autores hombres y una mujer.




••• Presencia de mujeres entre los autores de los libros más vendidos.
• En la misma semana (primera de octubre 2000), la lista de los libros más vendidos de los periódicos El Mundo, ABC y LA Vanguardia muestra, en el apartado de “Ficción”, un total de 40 autores, de los cuales 5 son mujeres: el 12,5 %.

Desglose de los datos: En El Cultural de El Mundo: 8 hombres, 2 mujeres. En ABC: 9 hombres, 1 mujer. En La Vanguardia, 9 escritores varones y 1 escritora, tanto en el apartado catalán como el castellano. En El País no se da la lista.


••• Proporción de mujeres entre los ganadores de los premios literarios.

• Comerciales (concedidos por editoriales)

• La suma de los ganadores de los 10 principales premios concedidos por editoriales desde 1944 a 2007 es de 245, de los cuales 47 mujeres (19,2 %). Entran en este cómputo los siguientes premios: Alfaguara, Ateneo de Sevilla, Azorín, Fernando Lara, Biblioteca Breve, Herralde, Nadal, Planeta, Primavera y Torrevieja.

Desglose de los datos: Premio Alfaguara (en 2005 hubo 2 ganadoras) : de los 9 ganadores, 4 mujeres. Ateneo de Sevilla: de los 8 ganadores, 3 mujeres. Azorín: de los 8 ganadores, 4 mujeres. Biblioteca Breve: de los 8 ganadores, 4 mujeres. Fernando Lara: de los 8 ganadores, 3 mujeres. Herralde: de los 8 ganadores, 0 mujeres. Nadal: de los 8 ganadores, 1 mujer. Planeta: de los 8 ganadores, 4 mujeres. Primavera: de los 8 ganadores, 2 mujeres. Torrevieja (creado en 2002): de los 6 ganadores, 1 mujer

• En los últimos años (2000-2007), la proporción de galardonadas es mayor (de 79 ganadores, 26 mujeres: 33 %), pero sería erróneo concluir que se trata de un progreso sostenido. Más bien se observan altibajos cuya única constante parece ser que cuando un premio es de reciente creación, lo ganan muchas mujeres, pero su presencia disminuye a medida que el galardón se consolida. De hecho, en la década 1950-59, de los 20 ganadores de los premios que entonces existían (Nadal, Biblioteca Breve y Planeta), 7 fueron mujeres (35 %), mientras que en el decenio siguiente el porcentaje de ganadoras cayó al 3 % y se mantuvo luego en una proporción inferior al 15 % hasta el año 2000

••• Institucionales (concedidos por la Administración)

• En sus tres décadas de existencia, los más importantes (Cervantes y Premios Nacionales: de las Letras, de Poesía, de Ensayo y de Narrativa) han tenido 145 ganadores, de los cuales 11 han sido para mujeres: el 7,6 % . Si tomamos solamente los últimos años (2000-2007), hay cierto avance, pero mínimo: 5 mujeres de un total de 40 galardonados (12,5 %).

Estos datos se desglosan como sigue: Premio Cervantes, 1976-2007: 33 galardonados (en 1979 hubo dos ganadores) entre los cuales 2 mujeres (6 %). Nacional de las Letras (1984-2007): 24, entre los cuales 3 mujeres (12,5 %). Nacional de Ensayo (1976-2007, pero no se otorgó en 1984, 85, 86): 29 galardonados, entre los cuales 1 mujer (3, 4 %). De Narrativa (1977-2007, pero no se otorgó en 1985): 30 galardonados, entre los cuales 2 mujeres (6,7 %). De Poesía (1977-2007, pero no se otorgó en 1984 y en 1986): 29 galardonados, entre los cuales 3 mujeres (10,3 %)






+ ARTES PLÁSTICAS

• De las 43 exposiciones individuales organizadas entre 2002 y 2005 por la Sociedad Estatal para la Acción Cultural Exterior, sólo dos (5 %) llevaban firma femenina.

• De los 25 centros de arte contemporáneo más importantes del Estado Español, 15 están dirigidos por hombres y 10 por mujeres (40%). (Datos de junio 2008)

• De los tres suplementos culturales de diarios de ámbito nacional con mayor tirada, hay 44 críticos de arte colaboradores, de los cuales sólo 7 mujeres (16%). (Datos de junio 2008).

• De las 94 exposiciones individuales organizadas por el MNCARS, el MACBA y el IVAM entre 2005 y 2007, tan sólo 15 (16%) estaban dedicadas a mujeres artistas.

• De los/as 11 artistas seleccionados/as para el Pabellón Español de la Bienal de Venecia en sus últimas cinco ediciones, 9 eran hombres (81,8%) y dos mujeres (18,2%).

• De las 21 exposiciones individuales organizadas o patrocinadas por el SEACEX en 2007 y 2008, tan sólo tres (14,3%) estaban dedicadas a mujeres artistas.

• Del total de licenciados/as en Bellas Artes en el curso 2003-04, el 64% eran mujeres y el 33% hombres.


••• Museos y Centros de Arte Contemporáneo.

• Personal adscrito en Museos y Colecciones museográficas. Datos generales.*

*Fuente: Estudio estadístico de Museos y Colecciones museográficas elaborado por el Instituto Nacional de Estadística (INE) en 2006

CATEGORÍA PROFESIONAL N (1) PERSONAL ADSCRITO H (2) M (3) TC (4) TP (5)
Total 1.162 13.681 44,1% 55,9% 68,4% 31,6%
Director/a 869 71,3% 28,7% 68,4% 31,6%
Personal técnico 2.988 40,0% 60,0% 70,9% 29,1%
Personal administrativo 1.974 33,4% 66,6% 75,4% 24,6%
Personal de mantenimiento y limpieza 1.818 45,7% 54,3% 54,9% 45,1%
Personal de mantenimiento y seguridad 3.439 47,1% 52,9% 84,6% 15,4%
Otros 2.593 42,6% 57,4% 46,6% 53,4%

(1) Se refiere a los Museos y Colecciones Museográficas que informaron sobre el personal adscrito
(2) Hombres
(3) Mujeres
(4) Tiempo completo
(5) Tiempo parcial

Resumen: Mientras que el 55,9% del total del personal adscrito a los Museos y Colecciones Museográficas es de sexo femenino, tan sólo el 28,7% de los centros está dirigido por una mujer.


*

+ ARTES ESCÉNICAS, MÚSICA Y DANZA:

••• Entre los candidatos a los Premios Max de Artes Escénicas 2008, las mujeres son minoritarias en casi todas las categorías, especialmente directores (25 %) y autores (19 %) (www.projectevaca.com).

••• En la Muestra de Teatro Español de Autores Contemporáneos:

• Año 2006: de 44 autores, 7 autoras.
• Año 2007: después de la Ley de Igualdad, del total de 37 autores presentados, 7 son autoras.
• Año 2008 después de la Ley de Igualdad, total de 40 autores, 7 son autoras.
• De las publicaciones de la Muestra hasta la XV edición en 2007: 32 obras de autores varones y 11 de autoras.

••• De los Premios Nacionales de Teatro de 1984 a 2007, 3 actrices lo recibieron individualmente y 4 lo compartieron.

••• En el reparto de dinero público por la via de subvenciones para producción y giras, la desigualdad sigue siendo la tónica, tanto en Ministerios como en otros organismos de Comunidades Autónomas y Ayuntamientos. Esta situación repercute de manera cuantitativa y cualitativa:
• A menor presencia de autorías femeninas menos papeles protagonistas para actrices, más secundarios y menor oferta de trabajo entre 40 y 55 años.
• La menor percepción de subvenciones públicas de producción y gira, así como la menor gerencia de mujeres en Teatros y Festivales, dificultan la incorporación de técnicas del espectáculo, escenógrafas, traductoras, compositoras, adaptadoras, directoras de escena.

(Ver datos recogidos en Espacios de Representación. Colección Teatro de la Fundación Autor, Edición FIT de Cádiz, Instituto de la Mujer MTAS. Ed. Lola Proaño, 2006).

• Según datos del Centro de Documentación de Música y Danza, hay en España 6.400 profesionales de la música, de los cuales 2.559 mujeres (40 %).

• La participación femenina es muy inferior en la dirección de orquesta (151 hombres y 10 mujeres: 6 %); composición (1.289 hombres y 181 mujeres: 12 %); crítica (254 hombres y 24 mujeres: 9 %); dirección de festivales (175 hombres, 23 mujeres: 12 %) y dirección de revistas (63 varones, 9 mujeres: 12 %).

• De los Premios Nacionales de Música, en la categoría de Interpretación los han ganado hasta ahora 5 mujeres y 16 hombres (24 %) y en la de Composición, 28 varones y ninguna mujer (0 %).

• En danza, el total de profesionales censados es de 3.476. De ellos, 2.462 mujeres (70 %). Bailarines: 1.014 varones y 1.703 mujeres (63 %). Coreógrafos: 66 hombres y 123 mujeres (65 %). Docentes: 147 hombres y 636 mujeres (81 %).


+ Medios de Comunicación:

••• En los medios de comunicación en general, aunque son mujeres el 46 % de los profesionales, sólo ocupan un 24 % de los puestos directivos (Informe Anual de la Profesión Periodística, 2006).

••• Periódicos:
••• Puestos de decisión y responsabilidad en los periódicos de ámbito nacional y de mayor tirada

• Hemos analizado no sólo a través de las manchetas de los propios periódicos, sino también de la Agenda de la Comunicación (2008) y por medio de llamadas telefónicas, cuál es la situación de las periodistas en los puestos de decisión de los periódicos de mayor tirada nacional (El País, ABC, La Razón, El Mundo, Público, La Vanguardia y el Periódico de Catalunya).

• Los 7 periódicos tienen directores.
• Sólo dos periódicos (El Mundo y la Vanguardia) contemplan el puesto de vicedirector: en El Mundo hay 2 vicedirectores y en La Vanguardia, 1.
• Todos los periódicos, excepto dos (La Razón y Público) contemplan la figura del director/a adjunto/a; todos, 10, son hombres.

• La figura de Adjunto/a a la Dirección la contemplan ABC, El Mundo y La Razón: en el ABC hay tres adjuntos a la dirección; en El Mundo, 1 adjunta a la dirección, y en La Razón hay 1 adjunto a la dirección y dos adjuntas a la dirección. Es la primera posición en donde aparecen las mujeres.

• Subdirectores/as del periódico: Es una figura que contemplan todos los periódicos analizados. Hay 35 subdirectores y 3 subdirectoras (8%).
• Redactoras-jefas y redactores-jefes, hay 91 redactores/as-jefes/as , 76 hombres y 15 mujeres (16%).

• Considerando que los consejos o mesas de redacción de la mañana y de cierre, en donde se deciden los temas que van en el periódico del día y su tratamiento, están constituidos principalmente por los directores, subdirectores y redactores/as jefes/as, en estos tres niveles, las mujeres, 18, constituyen el 13% de los niveles ejecutivos.
• El periódico que, proporcionalmente, contempla más mujeres en órganos de decisión es Público, en donde hay una mujer y un hombre (50%) como jefes de información y además, con un 45% de redactoras-jefas. Este periódico es el que tiene mayor proporción en esta posición.
• Por último en el puesto de jefes o jefas de Sección (subjefes se llama en otros periódicos), sin poder de decisión, las mujeres aparecen mucho más: En El País: 5 hombres y 2 mujeres; (sin datos, en este nivel, de ABC, El Mundo y El Periódico de Catalunya); en La Vanguardia, 10 hombres y 5 mujeres; La Razón. 8 hombres y 11 mujeres y en Público, 8 hombres y 1 mujer; de los periódicos de los que se disponen datos (4 de los 7 analizados), hay un 38% de jefas de Sección. Considerando individualmente los periódicos, La Razón tiene, en esta posición, un 58% de mujeres, la proporción más elevada. La media de las jefas de sección en El País, la Vanguardia, La Razón y Público es de un 38%



••• Gráfico de puestos de responsabilidad en los periódicos españoles de mayor tirada.


2008
El País ABC El Mundo La Vanguardia Periódico de Cataluña La Razón Públi- co
H M H M H M H M H M H M H M
Director/a 1 - 1 - 1 - 1 - 1 - 1 - 1 -
Vicedirector - - - - 2 - 1 - - - - - - -
Directores/as adjuntos/as 3 - 1 - 2 - 3 - 1 - - - - -
Adjuntos/as a la Dirección - - 3 - - 1 - - - - 1 2 - -
Delegaciones 4 1 - - - - - - 1 - 4 1** 2 -
Subdirectores
/as 7 2 (22%) 6 - 9 - 3 1 4 - 5 - 1 -
Redactores/as Jefes/as 7 - 20 1 8 1 14 3 8 2 12 3 7 5
Jefes/as de Sección y Subjefes/as 5 2 - - - - 10 5 - - 8 11 8 1



••• Radio y televisión públicas

• Sólo un 27 % de mujeres ocupan cargos directivos en la Corporación RTVE.
Los máximos responsables de las distintas sociedades son hombres. De los doce componentes del Consejo de Administración, tan sólo tres son mujeres (25%).

• De un total de 399 cargos directivos, 288 (72,18%) son hombres, frente a 111 mujeres (27,82%). Una media de “disparidad” que se incrementa, por ejemplo, en el Consejo de Administración, en el que de los doce miembros tan sólo 3 son mujeres (25%). En la sociedad TVE, de los 196 directivos, el 77,04% son hombres (151) frente al 22,96% de féminas (45). Por el contrario, en Radio Nacional de España los porcentajes varían ostensiblemente: de los 78 altos cargos 51 son hombres y 27 mujeres; un 65,38% y 34,62% respectivamente.



+ HÁBITOS Y PRÁCTICAS CULTURALES*
*(Porcentaje = quienes en el último año realizaron la actividad sobre el total de hombres y sobre el total de mujeres).

+ Se observa mayoría femenina en las siguientes actividades:

••• Lectura de LIBROS: 55,4 %, 60,0 %
• Libros relacionados con la profesión o estudios 27,9 %, 22,5 %
• Libros no relacionados con la profesión o estudios 48,1 %, 56,7 %

••• Asistencia a espectáculos de TEATRO Y DANZA
• Teatro 17,0 %, 21,0 %
• Ballet/ danza 4,0 %, 6,2 %

••• Lectura de REVISTAS
• Revistas 33,6 47,4

+ Se observa mayoría masculina en las siguientes actividades:

••• Lectura de PRENSA DIARIA:
• Prensa diaria de información general 79,8 %, 68,1 %
• Prensa deportiva 43,9 %, 7,1 %

••• Asistencia al CINE: 54,3 %, 50,1 %

••• Asistencia a conciertos de MÚSICA ACTUAL: 28,9 %, 24,0 %

••• Suelen escuchar la RADIO: 84,3 %, 78,9 %

••• Uso de NUEVAS TECNOLOGÍAS
Ordenador 50,7 %, 39,7 %
Internet 44,7 %, 34,5 %

+ Están prácticamente igualados ambos sexos (1 % o menos de diferencia) en la asistencia a o consumo de:

••• Suelen ver la TELEVISIÓN: 98,1 %, 98,3 %

••• Asistencia a espectáculos de ÓPERA Y ZARZUELA
Ópera 2,6 %, 2,8 %
Zarzuela 1,7 %, 2,1 %

••• Visita de MUSEOS, EXPOSICIONES Y GALERÍAS DE ARTE
Museos 31,0 %, 31,3 %
Exposiciones 24,2 %, 25,2 %
Galerías de 13,5 %, 13,9 %

••• Asistencia a conciertos de MÚSICA CLÁSICA: 8,7 %, 8,0 %


+ DETERMINADAS ACTIVIDADES CULTURALES
(porcentaje de quienes realizan la actividad sobre el total de hombres y sobre el total de mujeres)

Hombres/Mujeres
• Escribir: 6,8 %, 8,1 %
• Pintar o dibujar: 7,5 %, 10,8 %
• Otras artes plásticas: 3,0 %, 6,0 %
• Hacer fotografía: 18,0 %, 15,3 %
• Realizar vídeo: 6,6 %, 4,9 %
• Diseño de páginas Web; 2,8 %, 1,7 %
• Teatro: 1,7 %, 2,4 %
• Danza, ballet, baile: 2,0 %, 5,4 %
• Tocar un instrumento musical: 7,5 %, 4,4 %
• Cantar en un coro: 2,3 %, 3,2 %

Fuente: “Encuesta de hábitos y prácticas culturales en España, 2006-2007” del Ministerio de Cultura (www.mcu.es/estadistica).



BIBLIOGRAFÍA:

••• CINE:
Pilar Aguilar: Mujer, amor y sexo en el cine español de los 90

Fátima Arranz et al.: Mujeres y hombres en el cine español
Trabajo de investigación del Plan Nacional de I+D+ I nº 128/06 del Instituto de la Mujer: Equipo de investigación: Investigadora Principal: Fátima Arranz (UCM). Investigadores/as: Esperanza Roquero (UCM); Pilar Aguilar; Pilar Pardo, Consuelo del Val (UNED) y Javier Callejo (UNED).

••• LITERATURA
Laura Freixas: Literatura y mujeres, ed. Destino, 2000)

María Jesús cortijo Calzada: Presencia y representación de la mujer en la prensa literaria española. análisis de suplementos literarios (años 1980 y 2005)

Investigación del Magíster Universitario “Igualdad de Género: Agentes y Políticas” (Curso 2005-06)
Universidad Complutense de Madrid, Facultad de Ciencias Políticas y sociología, Departamento de Sociología IV)

••• ARTES PLÁSTICAS

Manifiesto Arco 2005

Ministerio de Educación y Ciencia-Consejo de Coordinación Universitaria

Estudio estadístico de Museos y Colecciones museográficas elaborado por el Instituto Nacional de Estadística (INE) en 2006

La situación dels artistes visuals a Catalunya – estudio realizado en 2004 por
Associació d’Artistes visuals de Catalunya (AAVC)
C/. Sant Pere Més Alt 27 principal 5ª
08003 Barcelona


••• MEDIOS DE COMUNICACIÓN
Informe Anual de la Profesión Periodística, 2006

••• ARTES ESCÉNICAS

www.projectevaca.com

Lola Proaño (Ed.): Espacios de Representación. Colección Teatro de la Fundación Autor, Edición FIT de Cádiz, Instituto de la Mujer MTAS. Ed. 2006).

••• MEDIOS DE COMUNICACIÓN
Asociación de la Prensa: Informe Anual de la Profesión Periodística, 2006.

••• HÁBITOS Y PRÁCTICAS CULTURALES

Fuente: “Encuesta de hábitos y prácticas culturales en España, 2006-2007” del Ministerio de Cultura (www.mcu.es/estadistica)



••• INVESTIGACÍÓN M JESÚS CORTIJO

ABC ENERO1980
(Sección cultura + suplemento literario + artículos literarios en dominical)
Proporción de m entre escritores cuyas obras son objeto de crítica
Críticas literarias que versan sobre obras escritas por m: de un total de 16 críticas, 5 versan sobre obras cuyas autoras son m (32 %)
Proporción de m entre periodistas y críticos literarios
Críticas literarias (en total: 16) firmadas por m: 0

ABC ENERO 2005
(sección cultura + suplemento literario)
Críticas literarias (en total: 67) firmadas por m: 15 %
Proporción de m entre escritores cuyas obras son objeto de crítica
Críticas literarias que versan sobre obras escritas por m: de un total de 67 críticas, 7 versan sobre obras cuyas autoras son m (10 %)

EL PAÍS ENERO 1980 (Sección de cultura y suplemento literario)
Críticas literarias (en total: 22) firmadas por m: 5 = 23 %
Proporción de m entre escritores cuyas obras son objeto de crítica
Críticas literarias que versan sobre obras escritas por m: de un total de 22 críticas literarias, 1 versa sobre una obras cuya autora es m (4,5 %)

EL PAÍS ENERO 1980 (Sección de cultura y suplemento literario)
Críticas literarias (en total: 22) firmadas por m: 5 = 23 %
Proporción de m entre escritores cuyas obras son objeto de crítica
Críticas literarias que versan sobre obras escritas por m: de un total de 22 críticas literarias, 1 versa sobre una obras cuya autora es m (4,5 %)

EL PAÍS ENERO 2005 (Sección de cultura y suplemento literario Babelia)
Suplemento literario
Artículos firmados por h: 54
Artículos firmados por m: 4 (7 %)
Proporción de m entre escritores cuyas obras son objeto de crítica
Críticas literarias que versan sobre obras escritas por m: de un total de 34 críticas, 4 versan sobre obras cuyas autoras son m (12 %)